Chubasquero en mano y a disfrutar de la segunda jornada del SanSan 2021

La segunda jornada del SanSan Festival 2021 también venía marcada por la lluvia, pero nada que ver con la tarde anterior. Los encargados de abrirla fueron la banda barcelonesa Tú No Existes, que desplegó toda su artillería de pop electrónico explosivo y elegante con letras de enfoque social. Su directo se convirtió en una de las joyas de la presente edición, convirtiéndose en un gran descubrimiento para aquellos que todavía desconocían su talento. Más tarde, pusimos rumbo al Escenario Benicàssim, donde el público esperaba ansioso el directo de La La Love You. Los de Parla morían de ganas de hacer su debut en el festival, y correspondieron a golpe de pop con toques garaje en canciones como “El día de Huki Huki”, “Laponia” o “Más colao que el Cola Cao”. En algún momento, hicieron un inciso para recordar que hace no mucho tiempo eran ellos los que acudían a los festivales como espectadores, y que se sienten tremendamente afortunados por haberle dado la vuelta a la tortilla. Además, nos regalaron un final épico poniendo todo patas arriba con su canción estrella, “El fin del mundo”.

Durante la siguiente hora tocaba corazón dividido, por aquello de que coincidían en el horario Maren y Emlan. La primera, desde el Escenario SanSan, volvió a descubrirnos a golpe de pop electrónico que todos somos un poco aliens. Nos regaló un directo potente pero también especial, ya que pudimos verla realmente emocionada ante un público que se mostró entregado a la causa desde el primer minuto. Más tarde, confirmaba en redes lo que corroboramos: este concierto había sido “alucinante” y todo un “chute de energía”. Mientras tanto, Emlan confirmaba en el Escenario Calaverita que un EP y un puñado de singles son material suficiente para inundar de buen rollo un festival. Su directo, cargado de rock, pop y un gran espectáculo, hizo las delicias de aquellos que todavía no lo conocían.

Las nueve de la noche se presentaba como la hora en la que Tu Otra Bonita saldría a partir la pana. Y eso hicieron desde el minuto uno, poniéndole toda la pasión del mundo a un show que viven intensamente. De hecho, no pudieron contenerse las ganas y su vocalista terminó paseándose a hombros entre el público a ritmo de “Se Quemó”. La banda sevillana no podía contener la emoción de volver a vivir este momento tras una dura época, y aquella noche el calor del público hizo que todo lo vivido anteriormente mereciera la pena. Cada vez son más los que se suben a su carro, lo cual habla maravillas del buen gusto del público. Dicho esto, confirmamos que fue maravilloso descubrir el buen rollo que desprende en directo su último trabajo, “Crema” (2021).

Lamentablemente, el directo de Cala Vento coincidía con el final de Tu Otra Bonita y el comienzo de Love Of Lesbian. De ahí que fuera necesario dividirse para disfrutar de ellos al menos un par de canciones. El dúo de L’Empordà (Girona) puso la carpa del revés a ritmo de rock con toques de power pop, y demostrando que un escenario principal tampoco se les habría quedado pequeño. De hecho, su público coreó las canciones y entonó en más de una ocasión el “escenario principal”, con el objetivo de que los organizadores tomaran nota de cara a futuras ediciones.

Como decíamos antes, más tarde vendría la carrera de rigor para no perdernos el comienzo de unos Love Of Lesbian que siempre saben meterse al público en el bolsillo desde los primeros acordes. Los barceloneses son una de las bandas consagradas del indie patrio y, por lo tanto, siempre una apuesta segura. De ahí que su hora y media de concierto no resultara suficiente, aunque siempre queda tiempo para recordar algunos de sus primeros temas como “Allí donde solíamos gritar” o “Club de fans de John Boy”, así como otras canciones míticas más recientes como “Cuando no me ves”, “Bajo el volcán” o una “I.M.T” que hizo saltar a todo el público allí presente. Lógicamente, parte del repertorio estaba dedicado a presentar en Benicàssim su último trabajo, por lo que pudimos confirmar lo bien que suenan en directo algunos temas como “Crisálida”, “Cosmos (Antisistema Solar)”, “Noches Reversibles”, “Los Invencibles” o el que da título a dicho trabajo, “Viaje épico hacia la nada”.

El festival seguía hablando en acento barcelonés cuando le llegaba el turno a otro de los platos fuertes: Dorian. Su característico indiepop electrónico con toques electro siempre cotiza al alza y, lógicamente, no podía faltar en el SanSan 2021. Su comienzo, marcado por un “Las noches blancas”, dejaba a las claras sus intenciones de hacer despegar la suela de las zapatillas de los allí presentes. De ahí que concentraran frente a ellos una enorme cantidad de público, que agradeció escuchar también otros temas míticos como “Verte Amanecer”, “La tormenta de arena”, “A cualquier otra parte” o “Los amigos que perdí”. Sin duda, el momento más emotivo de su directo vino con la dedicatoria de “Dual” a Samuel Luiz, asesinado este verano en La Coruña a la salida de un local de ocio nocturno. Todo ello vino acompañado de un discurso de un par de minutos de duración que clamaba por el respeto a los demás, la empatía y el amor libre. Luego, la banda se despedía por todo lo alto prometiendo un nuevo disco para el próximo año 2022.

Parte de este concierto coincidió con el esperadísimo debut de Ginebras en el SanSan Festival. Para ello tuvimos que poner rumbo a la carpa del Escenario Calaverita, donde colgaron el cartel de aforo completo. Se trataba de uno de los conciertos más esperados de esta edición, por lo que resultó sorprendente verlo relegado al escenario más pequeño. De ahí que bastantes asistentes tuvieran que contemplar el espectáculo de la banda madrileña desde fuera de la carpa. Sin embargo, todos -los que lo vivimos desde dentro y quienes lo vivieron de fuera- vivimos un antes y después en la carrera de la banda femenina. Las cuatro se mostraron verdaderamente emocionadas por el calor que recibieron de un público que cantó al unísono absolutamente todas y cada una de sus canciones. Pudieron repasar prácticamente todo su repertorio, aunque eso supusiera acortar algunas canciones, y nos regalaron un final de fiesta épico a ritmo de “Paco y Carmela”, así como de un remix propio que mezclaba varias letras de BSO de algunas series míticas de nuestra infancia: Compañeros, Siete Vidas, Los Serrano o Shin Chan. De ahí que el público, verdaderamente entregado a la causa, pidiera un escenario principal para ellas desde el final de la primera canción. Simplemente ES-PEC-TA-CU-LAR.

El final de esta segunda jornada empezaba a asomar la patita, y por ello se acercaba el momento de Carlos Sadness. El barcelonés, de larga melena y barba recién cortada, ponía patas arriba el Escenario SanSan con su energía galactropical. Seguía lloviendo, pero ni la lluvia no podía con esa energía positiva que siempre inundan las canciones de este artista. En su repertorio echamos en falta algunos de sus primeros temas, ya que se centró más en su tercer disco, haciéndonos bailar al ritmo de temas como “Te Quiero un poco”, “Física Moderna” o “Longitud de onda”. Por supuesto, también era necesario tocar por primera vez en Benicàssim algunos de sus temas de su último y más electrónico trabajo, “Tropical Jesus” (2020). Sin embargo, Carlos siempre encuentra algo de tiempo para terminar en comunión con su público al ritmo de temas míticos como “Bikini” o “Qué electricidad”.

Justo después, tocaba carrerita en dirección al Escenario Calaverita para vivir el debut de Rocío Saiz en el SanSan Festival. La madrileña es toda una artista 360, ya que canta, actúa, presenta y escribe. Ya conocíamos algo de su faceta musical por haber formado parte de otros proyectos musicales como Las Chillers o Monterrosa. Sin embargo, nos presentábamos ante uno de sus primeros conciertos en solitario, presentando su disco recién lanzado, “Amor Amargo” (2021). Se mostraba algo nerviosa ante esta cita, pero supo salir airosa de ella con ese desparpajo que la caracteriza. Como era de esperar, durante su directo no faltaron guiños a la libertad, al amor propio y, sobre todo, al amor libre. Sin duda, un directo cargado de fuerza y diversión que encantó a los asistentes.

Los encargados de cerrar la noche en el Escenario Benicàssim fueron Delaporte, a quienes les tocó bailar bajo la lluvia. El proyecto italoespañol desplegó su artillería de sonidos electrónicos y texturas orgánicas en lo musical y otros acompañamientos visuales. El resultado fue un espectáculo que entremezclaba el baile con la interacción con el público, a quienes pusieron a bailar al ritmo de temas como “Cariñito”, “Bang Bang” o “Clap, Clap”. Sin duda, un directo de lo más salvaje al que por clamor popular hasta la lluvia terminó dando una tregua.

Mientras tanto, Rocket DJ fueron los encargados de cerrar la jornada en el Escenario Calaverita. Además, a lo largo de la tarde-noche pudimos ir disfrutando de Javi Reina, Adrián Fyrla, Fonsi Nieto y DJ Nano en la carpa del SanSan Club.

REDES SOCIALES

¡No olvides seguir al SanSan Festival en sus redes sociales!

Twitter     Instagram     Facebook     Spotify     Youtube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.