Crónica SanSan Festival 2017: Día 3

Los relojes marcaban las 5 de la tarde cuando se abrían las puertas del recinto para dar comienzo a la tercera jornada del SanSan Festival 2017. En esta ocasión, los encargados de abrir la veda fueron los chicos de la banda Skizophonic, que jugaban en casa al proceder de Benicassim, y desplegaban su espectáculo plagado de rock & roll para arrancar los primeros meneos rockeros de cadera y cabeza a los primeros sanseritos que entraban en el recinto. Muchos de ellos alucinaron con el desparpajo de la banda, que se vinieron tan arriba que hasta terminaron atreviéndose a hacer suya una canción de los míticos Blur. Rock & roll castellonense en estado puro.

Cuando prácticamente todo el público hacía los cuernos con sus manos tras haber recibido esa gran dosis de rock & roll, tocaba subir el telón del escenario Desperados en esta jornada para recibir a una de las más famosas bandas de rock alternativo en español: Despistaos. Los de Guadalajara mostraban sus mejores caras de sorpresa al ver tanto público presente y tan dispuesto a saltar, cantar y vibrar al máximo con su música. Y ellos no decepcionaron, pues nos regalaron temazos archiconocidos como “Estoy Aquí” y siguen mostrando las mismas ganas de comerse el escenario que cuando volvieron a los mismos el año pasado tras un largo parón.

Tras Despistaos, llegó el momento de que Modelo de respuesta polar se volvieran a subir a un gran escenario tras ser los teloneros de la gira de despedida de Izal y haber tocado en lugares tan emblemáticos como el Sant Jordi Club de Barcelona o el Wizink Center de Madrid. Una vez más confirmaron que su disco ‘Salve Discordia’ es una joya al que aún le queda mucho recorrido.

Tras Modelo de respuesta polar, volvimos al escenario Desperados para disfrutar de Neuman que tras varios veranos non-stop presentando su último trabajo sigue haciendo que cada actuación resulte única.

Y este año sí que Nunatak nos hicieron volar hacia lo más alto del cielo de Benicassim con “El grito” tras la cancelación en el último momento del escenario en el que iban a tocar en la pasada edición. Por eso mismo, su concierto nos resultó doblemente bueno ya que la ilusión que tenían sus componentes, traspasaba los límites del escenario.

Tras ellos, Los del Río, sin más acompañamiento de instrumentos que sus voces (con la sombra de un playback descarado) y una base musical con sus temas protagonizaron uno de los momentos más épicos de todas las ediciones del SanSan Festival con su mítico temazo “La Macarena”, que terminó con Sansito bailando (falda incluida) en el escenario y contagiando absolutamente a todo el recinto. Se despidieron con sendos bises del estribillo y, por supuesto, con unos cuantos “Castellón olé y olá, Benicassim olé y olá”. Unos auténticos cracks que hicieron llenazo aunque nos tememos que la mayoría de los espectadores estaban allí más por curiosidad que por las ganas de disfrutar de su música.

Turno para nuestros sevillanos favoritos, Full que por segundo año consecutivo trajeron su “Tercera Guerra Mundial” al SanSan. Sin embargo, el horario en el que fueron programados este año, y el mayor rodaje de su nuevo trabajo, propició que su concierto fuese mucho más multitudinario y coreado que el que dieron en la pasada edición.

Y de Sevilla a Murcia con Second, grupo que hace pleno y que de nuevo lanzaron su mensaje para todo el universo desde las tablas del SanSan. Llenazo absoluto para los de murcia que presenten o no nuevo disco, está claro que siempre tienen el favor del público.

Y cuando parecía que no podíamos bailar más, llegaron Grises y nos hicieron movernos a ritmo de sus pegadizas melodías de sintetizador. Además, presentaron por sorpresa su nuevo single “Laberinto”, un tema con sello Grises que tiene pinta de convertirse en otro hit que sumar a su lista de éxitos.

Tras Grises, llegó el turno de uno de los platos fuertes del cartel; directos desde Leeds, Kaiser Chiefs llegaron al SanSan para dejar huella. Su vocalista, Ricky Wilson, es pura energía y nervio que transmite al público y le obliga a mantenerse enganchado al espectáculo y a formar parte del mismo desde el principio hasta el final del concierto. Además, acertaron de lleno en laelección de su tracklist ya que en lugar de centrarse únicamente en sus nuevos temas, hicieron un generoso repaso por sus grandes éxitos como “Angry Mob”, “I predict a riot” o “Ruby”. Un 10 para Kaiser Chiefs.

El más auténtico e infinito momento de fiesta lo pusieron los murcianos Varry Brava otros de los ‘grupies’ oficiales de Sansito que no se han perdido ni una edición del SanSan, y que, como es costumbre con ellos, dieron un concierto en el que no dejamos de bailar ni un solo momento. Sus 45 minutos de concierto nos supieron a muy poco, por lo que tenemos que pedir que Varry Brava esté en el San San 2018!!

Tras ellos y bien entrados en la madrugada, Amatria saltó al escenario Desperados. El momento más épico de su concierto vino con los primeros acordes de su temazo “Chinches” de la mano del bajista que le acompañaba, al que le seguía los pasos el batería e, inmediatamente después, los gritos del público que coreaba su canción de principio a fin.

Para terminar, Ojete Calor, una risa constante… ¡060!. Solo podemos describir lo que vivimos en su concierto como puro espectáculo. Sin duda, un subidón de energía para despedirnos del SanSan 2017 y es que este concierto marcaba el final del festival para TomaLaAlternativa, por lo que tratamos de disfrutarlo al máximo mientras a nuestras mentes se llenaban de grandes momentos vividos en la que ha sido la cuarta edición del Sansan Festival, y a la que esperamos que sigan muchas ediciones más. Y es que tras el bache del año pasado, este año hemos vuelto a recuperar la ilusión y podemos gritar a todo pulmón ¡¡LARGA VIDA A SANSITO Y AL SANSAN FESTIVAL!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.