Descubrimos a Caniche Macho

  • La primera pregunta es justa y necesaria: ¿Por qué “Caniche Macho”?
    Cuando ya teníamos listas las canciones del primer disco y aun no teníamos nombre, después de un brainstorming plagado de nombres grandilocuentes y rimbombantes, nos dimos cuenta de que no habíamos estado solos en el proceso. Hubo un tercer miembro junto a nosotros desde el germen que propició la primera canción. Ese miembro era un caniche macho. Nos pareció un buen nombre y un homenaje justo. Él prefirió mantener su nombre real en el anonimato.
  • ¿Podríais contarnos cómo nació este proyecto?
    Pues habíamos compartido varios proyectos anteriormente en los que ambos componíamos y veíamos que existía una química especial para construir canciones juntos, por lo que, aprovechando una temporada de desempleo en el pueblo, nos pusimos horario de oficina y empezamos a trabajar en las canciones que forman Palabras para flores y serpientes con el objetivo de crear un proyecto común basado
    en la búsqueda y en la experimentación sobre nuestros propios métodos de composición.

  • Acabais de lanzar ‘Venganza’ vuestro segundo trabajo el cual habéis compuesto partiendo del cuadro del mismo nombre de Mercedes Bellido. ¿Cómo surgió la idea y cuál ha ha sido el proceso compositivo?
    Pues tal cual lo avanzas en la pregunta: partiendo de un cuadro de Mercedes Bellido que nos enamoró y con el que tuvimos la excusa perfecta para empezar a componer algo que en principio estaba proyectado como un EP y que acabó convirtiéndose en VENGANZA.
  • Muchos artistas admiten que a la hora de componer encuentran inspiración en otras bandas. ¿Es vuestro caso? ¿Cuáles son vuestros referentes?
    Pues sí, pero no unicamente. Tendemos a pensar que el músico encuentra la inspiración en la música de otros músicos, de la misma manera que el escultor la encuentra en las esculturas de otros, o el pintor en las pinturas de otros, pero no solo se encuentra la inspiración en la disciplina propia. Ten en cuenta que la música popular bebe del pueblo, de la gente, de los usos y costumbres, de las inquietudes, de la literatura, por lo que claro que hay bandas que nos resultan inspiradoras, pero en la misma medida que hay directores de cine, fiestas, pintores, amigos, conversaciones, performers, abrazos, fotógrafos o besos.
  • En este nuevo trabajo, vemos que sin perder vuestra esencia habéis introducido nuevos sonidos a vuestra música al utilizar sintetizadores. ¿Qué creéis que aportan estos nuevos ritmos a vuestras canciones?  Concebimos el proceso de creación como una búsqueda y, dentro de esta búsqueda, vamos encontrando diferentes formas de expresión. La incorporación de instrumentos nuevos supone un salto a lo desconocido que, precisamente por eso, resulta muy interesante. Lo importante es descolocarnos un poco para asentar los pies – con más fuerza – en un terreno nuevo, respetando nuestro sello.

  • Con vuestro primer single, Trinidad, os habéis atrevido a ahondar en un tema que lamentablemente aún tabú como es la depresión. ¿Por qué escogisteis este sencillo como carta de presentación de vuestro nuevo disco?  Es un tema que nos toca de cerca y creemos que hay que visibilizarlo ya que sufrir un proceso depresivo no es algo vergonzante ni que haya que ocultar. El problema es que la sociedad impone un modelo de felicidad y de éxito que no se corresponde con la realidad de la mayoría y, por lo tanto, toda esta mayoría que queda lejos de ese modelo, debe esconderse y hacer poco ruido para no molestar. Llegará la revolución de los deprimidos.
  • En ‘Venganza’, habéis podido colaborar con Ariadna Paniagua de Los Punsetes y con Javier Álvarez. Si pudiérais pedir un deseo, ¿con qué 3 artistas os gustaría trabajar en el futuro y por qué?
    Pues siguiendo con el hilo de lo dicho anteriormente en cuanto a lo de las influencias y tal, te diríamos que nos encantaría colaborar con Marina Abramovic, con Pedro Almodóvar y con Nick Cave.
  • Llega una de nuestras preguntas favoritas. Os vamos a dar varias situaciones de la vida cotidiana y tenéis que recomendarnos la banda sonora que le pondríais a ese momento (ya sea una canción vuestra o de otro artista):
    a. En una cita. In my secret life (Leonard Cohen)
    b. Una noche de pasión. Macorina (Chavela Vargas)
    c. Un viaje de carretera. Centro di gravitá permanente (Franco Battiato)
    d. Una tarde en el campo (mirando al cielo). Space Oddity (David Bowie)
  • Con un nuevo trabajo bajo el brazo, no podemos dejar de preguntaros por vuestro directo. Con varias citas ya confirmadas de aquí a mayo en Madrid, Ciudad Real, Zaragoza, Toledo y Cuenca ¿cuándo podremos disfrutaros en vivo en el resto del país?
    Pues nuestro plan pasa por tocar en todas las ciudades de España, así que tened paciencia, porque llegaremos pronto pero, para entretener la espera, os invitamos a que vengáis a vernos a cualquiera de las fechas publicadas, o a todas formando con nosotros una especie de cofradía nómada.
  • Para terminar, ¿qué le diríais a quienes no os conozcan para convencerlos de que no se pueden perder vuestro trabajo? 
    Ningún animal, salvo el hombre, sufrió daños durante la composición de estas canciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.