Magalí Cibrián mira al pasado y cura sus heridas con un baladón

Los ojos de Magalí Cibrián ven en el mundo lo que otros ni siquiera se paran a observar. Recordamos, de hecho, que hace unos meses descubríamos una trilogía con la que buscaba abrirse camino a la transformación. La compositora bonaerense prometía un segundo disco con aires de mutación, esperanza y sanación, y nos dejó expectantes. Con los tres adelantos que nos presentó, pudimos confirmar que este trabajo vendrá marcado por las fuertes emociones, los climas cinemáticos y la crudeza narrativa.

Atrás quedan ya “Fugir”, “La primavera del desencanto” y “When”, aquella balada para invocar al viento tras una separación. Los tres adelantos, realmente conmovedores,  desataron una tormenta perfecta que supo dejarnos con ganas de más. Además, tal y como nos tiene acostumbrados Magalí Cibrián, los acompañamientos audiovisuales de los mismos se presentaban realmente cuidados. Sin duda, éstos prometen ser el faro de guía de esta obra que, según la propia artista, nos hará partícipes de todas aquellas dudas e incertidumbres que sobrevuelan su mente y corazón.

Ahora, la nieta de los aplaudidos artistas Pepe Cibrián y Ana María Campoy vuelve a regalarnos un nuevo adelanto. Y lo hace con “Mi adolescencia”, un baladón que supone el cuarto adelanto de su esperadísimo próximo trabajo. En este single, la artista argentina invita a observar las heridas del pasado con cierta intención. Esto es, su letra invita a revisar lo ocurrido para superarlo y, de esta manera, poder rescatar aquel impulso vital que en algún momento se vio noqueado. Y lo hace en modo íntimo, sin más instrumentos que su piano y su inconfundible voz. Con ello es suficiente para organizar un viaje personal que nos permita destapar aquello que nos hirió, darle la vuelta y comenzar una vida sin temores ni fantasmas.

Este single, que fue grabado de forma casera, refleja esos aires de transformación que traerá su próximo trabajo. De hecho, si le preguntamos a la propia artista, nos confirmará que este tema decodifica un dolor reincidente a partir del encuentro con un extraño. Al revivir el recorrido que años atrás fue el causante del naufragio, la voz cantante logra desenterrarse, romper un círculo de escenas hirientes que se repiten, y por fin alcanzar la orilla”.

Se trata de un single que ha sido compuesto, grabado y producido por la propia Magalí Cibrián, a quien ha acompañado Manuel Sucaria en la edición del piano y las voces y Santiago Iezzi en la mezcla y la masterización. Además, la compositora ha publicado un videoclip de estética delicada y dramática ambientado en la bañera de su casa. Esta pieza audiovisual combina grabaciones de distintas épocas y momentos, dando lugar a un collage audiovisual mágico y realmente simbólico.

VIDEOCLIP DE “MI ADOLESCENCIA” – MAGALÍ CIBRIÁN

REDES SOCIALES

¡No olvides seguir a Magalí Cibrián en sus redes sociales!

Instagram     Facebook     Bandcamp     Spotify     Youtube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.