Azul nos trae la brisa de la primavera en su nuevo single, “Spring”

Azul es un proyecto que nace de una maravillosa historia familiar cargada de humanidad. Nos encontramos ante un proyecto autogestionado y nacido en Sabadell (Barcelona), de donde procede Oriol Brunet, artífice del mismo. El propio Oriol define su estilo como “Sicodélia Mediterránea muy artesana”, que busca hacer disfrutar al oyente. Sin duda, nos encontramos ante un proyecto humilde pero ambicioso, con el que el músico vive en un constante aprendizaje. Además, también busca compartir con los demás su forma de entender la música y, de paso, homenajear a su abuelo. Él es parte esencial de esta conmovedora historia que descubrimos y de él ha heredado su pasión por la armonía.

Esta historia se remonta al año 2017, cuando Oriol se mudó a Girona para comenzar sus estudios universitarios. Atrás dejo su trayectoria con la banda “The Polaroids”, en la que hacía versiones de sus canciones favoritas. Ya en esta nueva etapa, Oriol comenzó a descubrir grupos nuevos para él como Tame Impala, King Gizzard, The Growlers o Babe Rainbow. Ahí conoció un estilo situado entre la psicodelia moderna, la música surf y el garage rock. Justo en ese punto en el que influían todos esos estilos, algo erizó la piel del músico barcelonés. Todo ello le llevó a soñar con la posibilidad de proyectar su talento hacia un ambicioso proyecto en solitario. Por fin, Oriol había encontrado el sonido que le definía y le llenaba el alma y no podía dejarlo pasar.

Unos meses después, el fallecimiento de su abuelo dio un vuelco a su vida y paralizó completamente sus planes musicales. Fue un duro golpe para Oriol, quien se vio envuelto en una época de duelo e introspección. Cuando era joven y vivía en Albacete, su abuelo tocaba la batería en una orquesta que se llamaba “Azul”. Como todo abuelo, seguía contándole con cariño a su nieto esas “batallitas” -historias y anécdotas- vividas durante esa etapa. Por entonces Oriol no le daba demasiada importancia, pero tras su fallecimiento todo adquirió otra dimensión. Entonces, el músico descubrió una foto de su abuelo en la orquesta en la que tocaba boleros y pasodobles, y sintió la necesidad de vincular esta historia con su proyecto musical en solitario. Esto supuso el empuje definitivo para el nacimiento de Azul, el proyecto en solitario de Oriol Brunet.

La imagen de Azul está tomada del propio logotipo pintado en el parche de la batería que tocaba su abuelo. Aquellas psicodélicas letras, que puedes observar en la imagen adjunta a la derecha, fueron el mejor pistoletazo de salida. Este empuje le llevó a grabar de forma casera su primer tema, “Love”, el cual también mezclaría usando su propio ordenador de la universidad. Tal vez los medios no eran los mejores, pero con esfuerzo y mucha pasión consiguió producir su primer EP, “Expansion and Regression” (2018). Este primer trabajo de cuatro temas le permitió darse a conocer al público, así como realizar algunos conciertos. En ellos dejó claras sus influencias de la psicodelia de los 60 en California, así como de otros grupos actuales como Babe Rainbow, King Gizzard & the Lizard Wizard o The Growlers.

Ya en 2019, la máquina Azul comenzaba a engrasarse y nos sorprendía con su single “Mi Ex Is a Nun”. Corría el mes de junio cuando el artista barcelonés nos sorprendía con una curiosa letra. Tras sus mecedoras melodías de guitarra, este casi celestial single escondía una letra que hablaba de una ruptura amorosa en la que ella se despedía de él para convertirse en monja. No volvimos a tener noticias de Azul hasta 2020, cuando en el mes de mayo lanzó “Mother, Forgive Us”. Aquel single, con claros tintes de confinamiento, transmitía la visión del propio Oriol sobre aquella época: “Now grass is growing freely, birds are singing freely, flats are full of people, that look like rats in cages…”. Realmente 2020 fue un año complicado, y Azul quiso despedirlo con “Forget It All”, un single que invitaba a juntarnos con los nuestros y olvidarnos de todo lo demás.

Por suerte, unos meses después volvemos a tener novedades de este brillante proyecto musical. Tal y como estábamos deseando, ya podemos confirmar que “Spring” es el nuevo single de Azul. Curiosamente, de alguna manera este single guarda una estrecha relación con aquel “Mother, Forgive us”, que mostraba una visión más oscura y desolada del confinamiento. En esta ocasión, Azul aborda esta difícil situación con la esperanza y el positivismo que nos despierta la primavera. Todo ello, a través de una melodía que muestra una clara influencia de aquellos sonidos de mediados de los sesenta que nos regalaban The Beatles o los californianos The Beach Boys.

Y es que, en esta época, los días se tornan más largos, las temperaturas aumentan y, en consecuencia, los campos y nuestros corazones florecen. Por ello, “Spring” es pura frescura convertida en un grito de felicidad y ganas de comerse el mundo. Este tema, que huele a hierba recién cortada y acaricia como la brisa primaveral en nuestros rostros, viene a ofrecernos esa la luz al final del túnel. Tal vez ahora no podamos viajar o ver a nuestros seres queridos tanto como querríamos, pero es cuestión de tiempo que todo vuelva a la normalidad y volvamos a hacer todas esas cosas tanto como queramos. Mientras tanto, seremos pacientes y volveremos a correr por los campos florecidos persiguiendo nuestros sueños. Es el momento de sentir el sol bailando sobre nuestra piel y la hierba creciendo en nuestras manos: ¡feliz primavera!

VIDEOCLIP DE “SPRING”, EL SINGLE DE AZUL

 

REDES SOCIALES

¡No olvides seguir a Azul en sus redes sociales!

Instagram     Soundcloud     Spotify     Youtube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.