Entrevistamos a MOONST: Desde Malasaña al fin del mundo

MOONST es una banda sin prejuicios y, sobre todo, que no se pone límites a la hora de crear. Este proyecto nació en Madrid en 2017 y está formado Bruno Villapol (cantante y guitarrista), César Zubillaga (bajista y coros) y Álvaro Cerezo (batería).

Dicen que su proyecto nació por casualidad, como si el destino quisiera que de esos encuentros fortuitos entre ellos naciera una amistad y posteriormente una banda de rock alternativo que no dejaría a nadie indiferente. Lo cierto es que han progresado muy rápido en poco tiempo, llegando a sonar como una banda con gran experiencia y largo recorrido, lo que les ha llevado a dar diversos conciertos por varias salas míticas de Madrid con apenas un EP publicado.

Este EP tiene por título The Moonkey y se lanzó en Enero de 2019. Su sonido está lleno de energía y ritmos de rock, melodías y armonías que recuerdan al post-punk de los 80. Ellos mismos lo definen como «Post- Garage» por el sonido directo y atmosférico que han construido plasmar en sus temas.

Actualmente se encuentran de gira por toda España, llevando sus temas por ciudades como Barcelona, Bilbao, A Coruña, Valencia, León, Zaragoza, Murcia… ¡echa un vistazo a sus redes sociales y no te pierdas la oportunidad de verles en directo!

Videoclip de White line – Moonst

ENTREVISTA A MOONST

1. Bruno, César, Álvaro… empecemos por el principio: ¿Cómo nació Moonst y quién le puso el nombre?

Moonst empezó hace tres años en el cuarto de Álvaro, en Calle de la Luna. Ahí pasamos horas tocando, matando el tiempo, componiendo canciones con una visión diferente de lo que estamos actualmente. Fue una etapa bonita ya que era un gran disfrute sin pensar en nada más. A medida que creces y se plantea el proyecto más seriamente aparecen nuevas cosas de las que estar pendiente y hay que hacer un seguimiento mucho más fuerte que entonces.

El nombre nació por mera casualidad. Tuvimos una etapa en la que pensamos muchos nombres y nos volvimos bastante locos con ello. Si que teníamos una idea de por dónde podíamos ir pero no encontrábamos el adecuado. Un día apareció Moonst, el cual hace referencia a la Calle de la Luna, en Malasaña, donde vive Álvaro, y la verdad que estuvimos de acuerdo los tres con el. Es sencillo y fácil de recordar. Además, la gente suele preguntar de dónde viene y cuando lo explicamos les encanta porque no se ve tan claro desde el primer momento. Es como la C del carrefour, hasta que no la ves no te das cuenta, pero siempre estuvo ahí.

 

2. Aunque vuestro sonido podría parecer rock alternativo, presenta melodías y pinceladas del post-punk de los años 80. ¿Qué solistas o bandas creéis que han podido influir en la búsqueda de vuestro sonido propio?

Creo que la gente que escuche nuestras canciones va a poder recordarle bandas y nombres, pero preferimos que los demás nos pongan las etiquetas que quieran. Al final cada uno tiene su punto de vista y la puede interpretar de forma diferente.

El sonido que tenemos al final ha sido un desarrollo natural de cada uno al juntarse con los demás. Es como un diagrama de Venn, diferentes círculos con los gustos de cada uno y un punto en común. Ese es Moonst.

El seguir profundizando y aprendiendo nos llevará a nuevos contextos musicales y es normal, es el desarrollo natural de la banda.

 

3. Hasta donde hemos podido saber, elegisteis el Coffee Studio de Montilla (Córdoba) en pleno agosto de 2018 para grabar el primer EP «The Moonkey». ¿Cómo vivisteis (y sobrevivisteis a) esa semana de grabación?

Lo elegimos porque Álvaro conocía a Bellido y era una buena oportunidad para tener nuestro primer contacto con la grabación de material en un estudio. Lo único que nos quedó de esa semana que pasamos es un gran recuerdo, tanto en el proceso de grabación como el estar juntos y con la familia de Álvaro.

El proceso de grabación fue complicado por el momento del año en el que estábamos, en plena ola de calor de Agosto, y más en Córdoba. Pero la verdad que lo llevamos de la mejor forma posible. Bellido es un gran profesional y estuvo muy pendiente de que todo estuviera perfecto para que pudiéramos estar lo más cómodos posibles en la grabación. Fue un proceso de aprendizaje express para Álvaro y Bruno, ya que no habían grabado antes, pero salieron las cosas genial y en agosto vamos a repetir de nuevo con Coffee Studio.

 

4. Actualmente estáis de gira por toda España y habiendo parado ya por multitud de ciudades. ¿Esperábais que fuera así de exitosa y larga? ¿volveremos a tener más fechas pronto?

Con el paso del tiempo, habiendo tocado en diferentes salas de Madrid, empezamos a plantearnos la idea de empezar a tocar fuera de la capital. El encarar esta etapa supuso un gran crecimiento, sobre todo el darse cuenta de cómo funciona el sector en este aspecto. Nosotros no tenemos un agencia de Booking ni nada, así que el trabajo lo hemos tenido que hacer todo nosotros, el contactar y organizar las fechas de la mejor forma posible, el coordinar todo para que cuadre y el encontrar bandas teloneras de las zonas a las que vamos. Es un currazo y la verdad que, si te gusta, resulta apasionante.

Este año teníamos fechas como Barcelona, Bilbao, León, A Coruña, Valencia… que por la situación actual hemos tenido que aplazar o estamos en proceso de ello. Pero no hemos parado de gestionar todo esto, pudiendo sumar nuevas fechas como Murcia o Zaragoza, aunque la cosa está parada en las salas. Pero intentaremos aumentar la lista lo máximo posible.

 

 

 

5. Sabemos que ahora mismo la música en directo está en standby, pero ¿hay planes de acercaros a vuestros seguidores a través de algún concierto online como están haciendo otros artistas?

Nosotros respetamos el cómo surge la idea de todos estos conciertos online. Creemos que en estos momentos la gente necesita entretenimiento y es una opción interesante. Pero creemos que también la propuesta que se plasma en estos directos en muchos casos difiere mucho de la idea original de la banda, siendo en muchos casos una persona tocando la guitarra y cantando, sin el resto de componentes.  Además, en muchos casos la calidad no es la mejor posible y pueden quedarse con una sensación agridulce de lo que han visto.

Tal vez en un futuro preparemos un acústico y trabajemos algo diferente pero bien hecho, no corriendo por la necesidad.

 

6. ¿Qué creéis que puede aportar vuestra música a la gente en estos tiempos difíciles que nos está tocando vivir?

Todos sabemos lo complicado que está siendo esto, como cada día cuesta más. En estos días duros se va a vivir momentos complicados, como una montaña rusa, en la que habrá momentos buenos y otros menos alegres. La música es la banda sonora de todo ellos, buscando sonidos que los potencien o los alivien.

Nosotros con nuestro proyecto buscamos aportar nuestro granito de arena en ambos, teniendo sonidos que sirven de acompañamiento en esos momentos duros, pero también unos toques alegres que sirvan de colchón para los buenos.

 

7. En los próximos meses publicaréis nuevos temas, grabados con Diego (cantante de la banda madrileña The Parrots). ¿Podéis adelantarnos algo?

Va a ser un avance en nuestro sonido, un paso adelante con respecto al primero. Hemos mejorado mucho desde “The Moonkey” y creo que va a quedar plasmado en los temas que publiquemos. Intentamos seguir la línea de la atmósfera y matices, queriendo añadir un punto de energía que golpee de lleno.

Todavía no tenemos claro cuándo va a salir pero esperemos que os guste.

 

8. Hablemos de colaboraciones: ¿con qué otros artistas os gustaría poder trabajar en futuros trabajos?

Con el paso del tiempo hemos tocado con otras bandas, compartiendo escenario y alguna barra de bar. Al final te vas conociendo y eso hace que puedan surgir sinergias entre nosotros. De momento no tenemos nada pensado, ya que estamos más centrados en nuestras composiciones. Aún así sería interesante hacer algo de música electrónica, colaborar con alguien para que nos dé una nueva sonoridad.

 

9. Vuestras letras son bastante dispares y van desde el pesimismo hasta el optimismo (And fall, and rise…  I wanna keep me alive) e incluso llegan a ser sanadoras (Dry you all the tears, Let alone your sins…). ¿A quién tenemos que echarle la culpa de semejantes maravillas? ¿seguís algún tipo de ritual a la hora de componer o sois de los que tomáis nota cuando os viene la inspiración?

De las letras se encarga Bruno, al cual le sale bastante fácil el escribirlas aunque estén en inglés, plasmando bien lo que el tema pide. En cuanto al proceso de creación, este no sigue ningún ritual. Intenta profundizar en lo que el sonido le transmite, sin ninguna idea previa de lo que va a hablar la letra, para encontrar esa chispa que le guíe y le marque las pautas y los conceptos a desarrollar en la letra. Intenta jugar con la ambigüedad y ser abierto en sus letras ya que busca que cada uno plasme sus recuerdos en ellas, como un espejo en el que se refleje cada uno. Es complicado jugar con esa línea ya que pueden resultar siendo letras vacías consigue evitar esto.

 

10. Llega una de nuestras preguntas favoritas. Os vamos a dar varias situaciones de la vida cotidiana y tenéis que recomendarnos la banda sonora que le pondríais a ese momento (ya sea una canción vuestra o de otro artista):

– Una noche bajo las estrellas:

Bruno: The Dark Side of the moon (Pink Floyd)

Álvaro: Varúo (Sigur Ros)

César: Leifur James (Suns of gold)

 

– Una cita

Bruno: Bonnie And Clyde (Serge Gainsbourg y Brigitte Bardot). Aunque podría elegir cualquiera de él.

Álvaro: Heaven Knows I’m Miserable Now (The Smiths)

César: I don’t wanna miss a thing (Aerosmith)

 

– Una quedada con amigos

Bruno: Barely Legal (The Strokes).

Álvaro: Hip to be square (Huey lewis and the news)

César: ISIS (Joyner Lucas)

 

– Salir a correr

Bruno: Mother (IDLES)

Álvaro: Ringo (Joris Voorn)

César: Cualquiera de AC/DC

 

– Un viaje en carretera

Bruno: Forever Young (Bob Dylan)

Álvaro: Kickstart my heart (Mötleycrüe)

César: Fortunate Son (Creedance Water Revival)

 

11. Por último, os dejamos que les contéis a nuestros seguidores por qué tienen que apostar por la música de Moonst.

Mmm. Creo que el poder ver una banda crecer, el verla en un punto que no la conoce mucha gente y el apreciar el talento que puedan tener en ese punto es algo maravilloso, el poder decirte: estos chicos van a llegar lejos, es algo muy guay y creo que nosotros estamos en ese punto. Tenemos una ambición muy grande y una idea muy clara de a dónde queremos llegar y por eso trabajamos así de duro como hacemos. Nuestros temas avanzan y nosotros seguimos peleando por crecer y profundizar en este sonido que creemos poco explotado en Madrid y en España. Tal vez podamos poner nuestro nombre en el futuro por como los que crearon el Post- Garaje.

En definitiva, disfrutamos cada día como si fuera el último con mucha humildad, intentando hacer el sonido que creemos. El que escuche nuestros temas podrá ver nuestro corazón y nuestra alma, nuestra pasión y nuestro sentimiento. Es nuestro granito de arena.

 

Redes sociales

No olvides seguir a Moonst en sus redes sociales

Instagram     Facebook     Bandcamp     Youtube     Spotify

Un comentario

  1. Pingback: Los madrileños Moonst estrenan “The Youth”, su segundo EP - Toma la alternativa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.