Atentos al horizonte, llegan Joven Dolores!

Joven Dolores es el nuevo proyecto de David Serra y Joan Barbé. Procedentes de Ibiza, tras triunfar con los 5 discos de STATUAS D SAL y posteriormente con los 6 trabajos de la formación folk/rock PROJECTE MUT vuelven a la carga junto con Frederic Torres al bajo y JC Marí a la batería para dar vida a Joven Dolores, una apuesta diferente en el panorama nacional en castellano con canciones que emocionan y con un aplastante directo como garantía. Con el rock del siglo XXI como telón de fondo, su primer disco está lleno de referencias al mundo que les ha tocado vivir, hablando especialmente del pensamiento positivo, de las relaciones humanas y de la importancia de la mujer y su situación de hoy día.

Para celebrar que el próximo 30 de noviembre ofrecen su primer concierto en la capital, nos reunimos con David y Joan para conocerles un poquito más a fondo.

 

  • La primera pregunta es completamente necesaria: ¿por qué “Joven Dolores”? 

Viene de La Joven Dolores, que era una barca que había en Ibiza que hacía la conexión Formentera-Ibiza, Ibiza-Formentera; era la época de los 60 y era la conexión más importante entre dos paraísos. Era una barca muy pequeña, para que os hagáis una idea cabían 3 coches y los subían con una rampa, allí ha nacido gente, se han hecho bodas, se han roto parejas, ha habido conciertos… infinidad de cosas ha vivido y nunca se ha perdido ningún viaje, lloviera o nevara. Estuvo funcionando hasta el 95, posteriormente hizo de chárter, etcétera, en definitiva era y es un elemento muy querido en Ibiza. Por lo que Joven Dolores viene de ahí, es un homenaje a ese símbolo de fortaleza, de coraje y entereza que siempre le caracterizaba, por lo que cogimos como un guiño cariñoso a esa barca. Nosotros opinamos que debería estar en una rotonda en el paseo marítimo por todo lo que representa, tanto para Ibiza como para Formentera.

Como anécdota, nuestra compañera Christina Rosenvinge, también le hizo un homenaje, titulando a una de sus canciones ‘La Joven Dolores’, puesto que, como decimos, es muy querida en Ibiza y Formentera.

 

  • Aunque Joven Dolores es una banda que acaba de nacer, vosotros (David Serra y Joan Barbé) lleváis trabajando juntos desde hace años primero en ‘STATUAS D SAL’ y posteriormente con ‘PROJECTE MUT’.  ¿Cómo se gestó este cambio de rumbo? 

Pues la verdad es que es súper emocionante porque nos iba bien allí en Cataluña, siempre nos lo decían allí, sonábamos y seguimos sonando en todas las radios catalanas, hemos tocado el techo, por decirlo de alguna manera en lo que a Cataluña se refiere, hemos tocado por todo el territorio catalán, en Valencia… en el sur de Francia también éramos bastante conocidos, incluso hemos sido canción del verano con Projecte Mut, pero bueno, parecía que necesitábamos más, queríamos probar algo nuevo, habíamos tenido experiencias en castellano y queríamos seguir con ello, teníamos letras y cosas que no podíamos publicar con Projecte Mut, por el estilo y la sonoridad que tenían. No obstante, que conste que Projecte Mut está ahí, tapado con una lona para que no coja polvo, por si algún día queremos volver a ello.

Pero nos emociona mucho cambiar, todo lo que sean experiencias nuevas nos encantan, con respeto siempre con lo anterior pero nos hace mucha ilusión poder cambiar de estilo, de estética sonora, de idioma… Nos han ofrecido muchas veces traducir las canciones de Projecte Mut al castellano, pero por respeto y por ser fieles a nuestro estilo creamos Joven Dolores que es volver a empezar de cero, con todos sus pros y sus contras, ¡pero nos va la marcha! Tiene su parte emocionante volver a arrancar de cero.

Estábamos muy cómodos con Projecte Mut  porque ya teníamos todo hecho, los seguidores, el manager, la compañía… estaba ya todo muy asentado pero nos apetecía cogerlo todo de cero, además de ponernos a prueba a nosotros mismos, de saber hasta dónde somos capaces de llegar otra vez, es muy estimulante. Además ahora es más fácil salir de gira por sitios donde no se habla catalán, nos abre diferentes horizontes, aunque si es verdad que con Projecte Mut hemos tocado en Nueva York, París y sur de Francia varias veces, pero queríamos más, queríamos comenzar una nueva aventura.

 

  • Pese a la ilusión por comenzar un nuevo proyecto, ¿no os da vértigo hacer borrón y cuenta nueva? 

Pues sí, la verdad que da vértigo, pero ese es el vértigo que nos gusta, es como subir a una montaña y lo siguiente que piensas es subir a otra montaña más alta, porque nos va la marcha. La verdad que confiamos tanto en estas canciones y en este proyecto, que de alguna manera sabemos que nos va a ir bien, no al nivel de llenar un Wizink Center, pero ya estamos notando que en poquitos meses tenemos miles de seguidores en redes, se hace una gira, cada vez nos conoce más gente por redes sociales, compran la entrada y vienen a vernos… eso es muy alentador, vemos que pasito a pasito cada día tenemos seguidores nuevos, gente que nos descubre, que nos escribe, incluso de sudamérica, lo cual es un reto más estimulante, ya que no solo a nivel nacional nos van conociendo. Estamos teniendo muchos inputs que nos vienen de gente de allí que nos contacta, mucha gente mexicana, argentina, e incluso de Estados Unidos, esa es la magia de las redes. 

 

  • ¿Qué ha supuesto incorporar a Frederic Torres y a Joan Carles Marí a la banda? ¿Cómo surgió esta unión?

Ellos dos ya eran batería y bajista de Projecte Mut, que curiosamente son ibicencos, los cuatro somos de Ibiza, podríamos decir que casi todos tenemos ocho apellidos ibicencos, nos falla un poco Frederic, pero vaya, podríamos decir que siete apellidos y medio ibicencos, entonces eso nos mola mucho porque nos da una seña de identidad de raíces ibicencas, que saltamos de la isla  y vamos a dar guerra. Son ambos músicos increíbles y maravillosos, pero son aún mejores personas y eso hace que trabajemos muy a gusto, nos entendamos y solo hay que venir a vernos y escucharnos para darse cuenta.

Vivimos mucho del directo y le damos mucha importancia a las canciones, tanto al componerlas, como al producirlas, y finalmente al interpretarlas, porque aunque suene a tópico, nuestro fuerte es el directo. Lo hacemos diferente a como lo pueden hacer el resto de grupos hoy en día seguramente en España; no quiere decir que toquemos los temas distintos al disco, es el show que se monta, añadimos una parte A, una parte B, una parte C, una parte Z si hace falta, pero sí que intentamos que haya momentos especiales que no puedes tener en el disco.

 

  • Hace muy poquito habéis sacado ‘Galopa los días’ vuestro primer disco, compuesto por 1 temas llenos de energía y con una clara vuelta a sonidos más rockeros. ¿Por qué habéis elegido estos temas como carta de presentación?

Lo de la vuelta a nuestros orígenes es posible y se remonta un poco más a Statuas D Sal que fue nuestra primera banda, más que con Projecte Mut que era más folk-rock, pero tampoco acaba de ser lo mismo, porque sino hubiéramos cogido Statuas D Sal y hubiéramos vuelto. Si que tiene un nexo en común, lo primero por la voz, que no deja de ser la misma, y el guitarreo, pero sí que se diferencia en el corte estético sonoro, en donde no tiene nada que ver. Por ejemplo, no hay ninguna canción en el disco ni en el directo que haga acordes, todo son cuerdas al aire, entonces en este caso, es el bajo el que se encarga de hacer las armonías, los músicos me entenderán un poco más con esto, lo que quiero decir es que es un juego más arriesgado, es jugar con lo que diríamos la armonía entre el bajo y la guitarra, ya que este no hace acordes propiamente dichos, lo que crea una atmósfera especial y distinta, lo que hace desmarcar bastante el tema guitarrero, y en esto precisamente destaca en Joven Dolores respecto a Statuas D Sal u otros grupos del panorama musical, es un trío base tipo U2, con un bajo muy sólido, una guitarra que habla mucho y una voz que es lo que, evidentemente, está más presente.

 

  • Vuestro primer single fue ‘Optimista’, toda una declaración de intenciones. ¿Es así cómo os sentís? ¿Veis de futuro de Joven Dolores de manera optimista?

No nos queda otra (risas). Lo que dice la canción es eso, que aunque todo esté hemos una mierda, no nos queda más remedio que ser optimistas por nuestro bien, por nuestra supervivencia. Mejor morir sonriendo. El futuro es algo que queda muy lejos; a nosotros lo que nos gusta es vivir y disfrutar el día a día: una entrevista, un concierto, cada amigo nuevo en las redes… Como ya tenemos cierta experiencia, hemos tenido tiempo suficiente para hacernos nuestras pajas mentales y ahora disfrutamos del momento, de ver cómo progresamos y eso es lo que nos ayuda a ser optimistas, sino el batacazo puede doler. Además, la canción no trata de ser optimista porque sí, sino que ya te está contando que todo es un asco, pero aú así tienes el deber moral de ser optimista, sino peor para tí y para los tuyos.

 

  • ¿Cómo es el proceso de composición que seguís? ¿Tenéis algún ritual?

No, lo normal, sacrificamos un cordero recién nacido, nos bebemos la sangre y nos hacemos unos collares con las tripas… lo que hacen todos los grupos. No en serio, no tenemos un ritual, es un misterio, lo mejor es guitarra en mano, una botella de hierbas ibicencas, un papel y un boli o una grabadora y a trabajar.

A veces simplemente se nos ocurre una melodía o una fresa y con las notas de voz la grabamos y al final cogen forma de canción. Es muy interesante cuando cogemos todas esas piezas y las juntamos. Es muy estimulante ese proceso creativo porque no sabes lo que va a salir. Además, ahora con Joven Dolores tenemos la libertad total de no estar ‘atados’ a nuestro propio pasado porque con los anteriores grupos, después de tanta trayectoria, no podíamos hacer este tipo de canciones porque se salía demasiado de lo que estábamos haciendo. Y ese momento de no saber a qué iban a sonar las nuevas canciones, mola mucho. Creemos que todo artista debe tener esa libertad de poder hacer lo que quiera sin tener que dar explicaciones a nadie.

 

  • Aunque en vuestra trayectoria ya habéis colaborado con algunos amigos como La Pegatina o Els Amics de les Arts, si os pudieran conceder cualquier deseo ahora mismo, ¿con qué artistas os gustaría colaborar en vuestros futuros trabajos?

J.B.: Yo sin haber sido un gran fan, lo he ido descubriendo con el tiempo y ahora lo admiro mucho y colaboraría con Bunbury, quedaría una mezcla muy curiosa.

D.S.: Para Joven Dolores elegiría a Santiago Auserón.

 

  • Durante el mes de octubre habéis presentado vuestro trabajo en Barcelona, Santiago de Compostela y Zaragoza y en lo que queda de mes pasaréis por Ibiza y Palma de Mallorca, terminando la gira por ahora el 30 de noviembre en Madrid. ¿Habrá gira de presentación por más ciudades?

Sí, tenemos pendientes por anunciar varios conciertos por el sur y nos gustaría volver a Madrid porque las entradas para este concierto están volando y lo que vaya saliendo. Estamos batallando con todo esto. A corto-medio plazo también queremos hacer festivales para de cara al verano poder recorrer la península y por supuesto, haremos conciertos en salas, que las tenemos ya aburridas de llamarlas para que nos hagan un hueco. Recorrer el país es de las mejores partes, coger la furgoneta, pegarte la kilometrada, comer bien, conocer gente y compartir música.

 

  • Llega una de nuestras preguntas favoritas. Os vamos a dar varias situaciones cotidianas y os pedimos que nos recomendéis una de vuestras canciones para cada ocasión:

 

    1. Una cena con los amigos – Alguna de los Rolling Stones / Más Palabras de Joven Dolores
    2. Una noche bajo las estrellas – Fly me to the moon de Frank Sinatra / Tocarte de Joven Dolores
    3. En una primera cita – I wanna be your dog de Iggy Pop / A Palé de Rosalía
    4. Salir a correr – Carros de fuego / I wanna run to you de Bryan Adams
    5. Un viaje en carretera – On the road again / A pecho descubierto

 

  • Por último, nos gustaría que les contáseis a nuestros seguidores qué encontrarán en un concierto de Joven Dolores que no podrán ver en los directos de otras bandas.

Van a encontrar cuatro jovenazos guapos guapos, como no los han visto nunca. Sí, nuestros técnicos, y nosotros también estaremos por allí (risas). Lo que vais a descubrir será un directo potente, fresco, con toques que no salen en el disco que nosotros intentamos meterlos para hacerlo más especial. También habrá momentos en los que cada músico tendrá su espacio, su tiempo para desarrollarse; cosa que hoy en día muy pocos grupos se ven en los que todos hagan sus solos. Habrá versiones que nadie se imagina que se puedan hacer en castellano de grupos que la mayoría conoceréis y un comienzo y un final muy muy estrambótico… Quedaos con ese concepto, un principio y un final tremendos, que no os los podéis perder.

Facebook

Instagram

Twitter

Youtube

 

Un comentario

  1. Pingback: Joven Dolores nos ponen a bailar en su nuevo single - Toma La Alternativa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.