Ciclo Violeta consigue reducir la distancia de seguridad que nos separa

A medio camino entre Puente Alto y San Miguel, barrios periféricos de Santiago, nació el proyecto musical de Ciclo Violeta. Allí, un grupo de jóvenes y talentosos músicos chilenos se unieron con la única ambición de hacer música. Siempre tuvieron claro que sus letras hablarían de situaciones cotidianas y, sobre todo, que no serían una banda convencional. Esto es, demuestran una versatilidad al alcance de pocos, ya que van cambiando de instrumentos y modificando su formación asiduamente. Así es Ciclo Violeta: una banda en constante movimiento que no sabe lo que es caer en la rutina.

Esta banda chilena nos ofrece un sonido que gira en torno al indiepop con toques rock, bañado en melodías pegajosas. Allá por 2017 se presentaban como un cuarteto, aunque recientemente han visto modificada su formación hasta formar un trío. Así, esta banda está formada actualmente por Javiera Labra (batería, guitarra electroacústica, teclado y voz), Matías Grasset (guitarra eléctrica, batería y Voz) y Andrés Bizarro (guitarra eléctrica y voz). Lejos queda su primer single, “Yo te paso a buscar” (2018), con el que nos mostraron sus primeros coqueteos musicales. Unos meses más tarde, lo vimos incluido junto a otros cuatro temas nuevos en su EP Merced  Y Catedral” (2018). Sin duda, este gran trabajo les llevó a hacerse un hueco en la escena independiente chilena, así como a realizar distintos conciertos de presentación en su ciudad en los que demostraron la potencia de su directo.

Casi tres años después, volvemos a tener noticias de la interesante propuesta nacida en los alrededores de Santiago de Chile. Se trata de un trabajo que comenzó a crecer a lo largo del año 2020, condicionado por una extraña realidad. De esta manera, el confinamiento motivó la separación física de sus integrantes, pero nunca supuso el final del proyecto. Lógicamente, esta situación provocó que tanto Javiera, como Matías y Andrés vivieran situaciones personales muy distintas, y cada uno de ellos sintió la necesidad de plasmar sus vivencias en nuevos temas. Así, la banda chilena aprovechó este brote de creatividad para comenzar a dar forma al que sería su segundo trabajo. Así, tras varios meses de esfuerzo, consiguieron darle la forma deseada al EP que ya es una realidad: “Arquerx Araña”. Este lanzamiento fue creado fundamentalmente de manera remota, limitando el contacto a través de esas videollamadas que seguramente nunca olvidarán.

Dentro de este EP encontramos tres temas bien distintos entre sí: “Otra dimensión”, “Distancias” y “Más que ayer”. En un primer momento, podríamos pensar en la suma de sus tres personalidades, pero este trabajo va mucho más allá. Si bien es cierto que cada tema ha sido escrito por uno de ellos y toca un estilo distinto al anterior, cuando nos detenemos a escucharlos con detalle llegamos a una clara conclusión: los tres confluyen en el universo melancólico y nostálgico en el que Ciclo Violeta encuentra su inspiración. Para conseguir darle forma, se han reunido del ya de sobra conocido talento de Osvaldo “Wally” Lara en la producción y mezcla y Felipe Díaz en la masterización.

Como ellos mismos han reconocido, este trabajo está basado en la idea del Arquerx Araña, una situación que se daba en los juegos infantiles cuando, a la hora de realizar una pachanga de fútbol en la cancha del barrio, uno de los dos equipos tenía menos jugadores que el otro. De esta manera, a los jugadores del equipo con menos integrantes se le permitía jugar en varias posiciones a la vez para poder suplir las bajas resultantes. Una idea que, casualmente, guarda cierta relación con la polivalencia de los miembros de la banda chilena, que han decidido tomarla prestada para dar título a su nuevo trabajo. Además, también se trata de la base conceptual del mismo, ya que en él se respetó la particularidad de cada integrante a la hora de dar forma a los distintos temas.

Sin duda, en este segundo EP la banda chilena se ha atrevido a experimentar con nuevos sonidos. Además, a través de sus canciones muestran un sonido más maduro, fruto de una mayor confianza en su propio talento. Con “Arquerx Araña”, Ciclo Violeta viene a demostrar que, a pesar de que cada uno de sus integrantes presenta sus propias influencias y vivencias, es vital el respeto y el amor entre todos para conseguir un “todo” que sea mucho más que la suma de sus partes. El resultado es este trabajo que reduce, a base de empatía y amor, la distancia de seguridad que nos separa.

 

ESCUCHA “ARQUERX ARAÑA”, SEGUNDO EP DE CICLO VIOLETA

REDES SOCIALES

¡No olvides seguir a Ciclo Violeta en sus redes sociales!

Twitter     Instagram     Facebook     Bandcamp     Spotify     Youtube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.