Entrevista a Josefina Espejo tras el estreno de su single “Cuéntame”

Hace apenas un mar de meses que te descubríamosLilit pt. 1”, el EP debut de la cantautora chilena Josefina Espejo. Un EP de sonido folk y pop publicado bajo el sello Zilla Records que solo le ha dado alegrías. Curiosamente, en apenas tres temas la artista se desangró sentimentalmente recorriendo libertad, el empoderamiento femenino y el crecimiento personal.

Al final, Josefina Espejo nos dejó con ganas de más emociones, arreglos delicados y acabados acústicos con los que soñar. Por suerte, la artista chilena vuelve para regalarnos “Cuéntame”, una canción conmovedora de las que alimentan el alma. Este recién estrenado single es una emotiva balada de enorme potencia vocal con aires melancólicos. En ella, se acompaña de una guitarra acústica para tratar una separación más allá del típico “te quiero, te extraño”.

Aprovechando el lanzamiento de su nuevo single, hemos tenido el enorme placer de conversar con Josefina Espejo. No te pierdas la entrevista que nos ha concedido la tan interesante artista chilena.

ENTREVISTA A JOSEFINA ESPEJO

1. Comencemos hablando del pasado, del presente y del futuro: ¿Qué llevó a Josefina Espejo a dedicar su vida a la música? ¿Cuáles son tus metas o sueños de ahora en adelante?

Creo que siempre supe que me iba a dedicar al arte. Desde pequeña, mi manera de expresar fue a través del movimiento, de la creación de objetos y de los sonidos. Siempre estuve ligada a todo lo creativo en el colegio y en la vida, era como la amiga “alterna” y ese tipo de cosas. Entonces, creo que nada me llevó, nací en el chip, creo que de alguna vida pasada, es algo muy interno y arraigado como si lo trajera incorporado. Claramente, influyó mucho mi crianza, me fomentaron caleta la expresión creativa cuando era pequeña.

Respecto a mis sueños, tengo una mente súper grande entonces soy re ambiciosa al imaginar escenarios. Me veo tocando por todo el mundo, sacándole el rollo al cotidiano de crear-promocionar-girar. Quiero hacer muchos discos y tener mi propio estudio para producir muchísima música. Quisiera vivir en esa realidad por un tiempo y crear espacios culturales que construyan esa identidad y comunidad. Siento que la escena musical está tan fragmentada que me gustaría crear espacios donde tanto público como trabajadores de la cultura y las artes pudieran desarrollarse en un contexto igualitario y no tan de élite. Me gustaría generar un lazo mucho más cercano entre el que está empezando y el que tiene una trayectoria brigida, con la persona que se ha sacado la chucha y con la persona que le ha salido más fácil. Me gustaría romper con esas brechas tontas que nos dividen y generan esta especie de “orden de artistas”.

Y bueno, ahí te tiré un poco el rollo de mis metas a largo plazo (risas). En el corto plazo, deseo concluir bien este periodo de promoción de “Lilit”, echarle arto vientecito pa que prenda bien y de ahí mantener eso. Con la pandemia, es un poco difícil concretar encuentros en vivo, pero esa es una de las metas como proyecto y creo que es como nuestra gran prueba, como una tesis, tocar en vivo, sonar bien y hacerle justicia al hermoso disco que creamos con la banda y el equipo.

2. Si algo nos llamó la atención la primera vez que escuchamos tu música fue la armonía y la emotividad que desprende tu voz unida a esas letras conmovedoras que tú misma compones. ¿De dónde nace esta sensibilidad tuya que tanto necesita el mundo? ¿En qué te inspiras para el proceso creativo?

Gracias por este comentario. Como te decía, la expresión ha sido un trabajo que me doy desde muy chica, siempre fui muy sensible a las energías y me daba cuenta de cosas que la mayoría de personas pasaban por alto, por eso siempre fui la rara o la rebelde y cosas así. Mi sensibilidad fue un estigma mucho tiempo hasta que caché qué es lo que le da la carnecita a las cosas que hago. Entonces, la empecé a canalizar y me di cuenta de que muchas cosas de las que había estaban ligadas a la emoción, y que generalmente conectaba con las personas desde ahí. Es bacán, porque siento que es un camino súper noble dentro de tanta mente, cuadrados, Excel y sistematizaciones. Darle cabida a las emociones y, por ende, a la sensibilidad, es una de las maneras de mantenernos vivxs.

Las inspiraciones son como luces fugaces y creo que vienen de todas partes. Se encuentran en todo tipo de situaciones, objetos personales y experiencias. En “Lilit”, me inspiré mucho en un proceso de autovaloración y el núcleo es esto que te comento, observar que todo va en una dirección, pero a mí me llama la atención otra totalmente distinta. Entonces, hacerle caso a eso y a sacar esas piedras de la mochila y seguir el camino que me parece a mí.

Lilit trata de la originalidad, el ser una misma, seguir lo que dice el corazón, soltar, empoderarse, darse bola, tener pachorra, seguir mis propias reglas, respetarme, entenderme, tener compasión conmigo y compartir todo eso.

 

3. Tras el lanzamiento de tu EP debut “Lilit” hace un par de meses, te encuentras presentando “Cuéntame”, un nuevo single adelanto del LP que se publicará a finales de año. ¿Cómo dirías que está siendo el recibimiento entre el público? ¿Qué nos encontraremos en ese LP debut (que se pueda contar)?

Las personas han recibido “Lilit pt. 1” y ahora “Cuéntame” con mucho amor. Creo que lxs. Seres humanos que escuchan lo que hago conectan desde la guata y el corazón y eso es hermoso. Me siento muy agradecida por lograr esos hilitos con las personas, me parece que tiene mucho que ver con que mi trabajo ha sido desde ahí, sin pretender gustar, solo haciéndole honores a mis procesos, sentidos y pensamientos.

Y bueno, en este disco hay muchos detalles entretenidos e interesantes para observar y escuchar. Las temáticas de las canciones son súper variadas, por ende las sonoridades también varían y eso es muy bacán porque en cada tema es como si nos pusiéramos en un personaje distinto con el resto de la banda. El arte (que lo hicimos con la Quetu @toda_azul), tiene un juego que se empezó a desvelar con “Cuéntame”: ese primer sencillo que lanzamos corresponde a una de las cartas que aparecen en “Lilit pt. 1”. Entonces, ahí pueden hacerse una idea de cómo viene la cosa… o no (risas). Igualmente la idea de este primer trabajo es que la persona que escuche llegue a sorprenderse con cada detalle e ir siempre descubrimiento un poquito más del mundo de Lilit.

 

4. Debido la situación de crisis sanitaria te has visto obligada a adaptar la promoción de tu proyecto, usando en gran medida las redes sociales como herramienta. ¿Crees que estamos ante la nueva forma de conexión artista-público en esta nueva normalidad? ¿Qué estás aprendiendo de todo este proceso?

Fue un gran desafío plantearse lanzar un primer disco en estas circunstancias. Pero había que tirarse a la piscina y debí empezar a generar un diálogo a través de mis redes, principalmente Instagram. Nunca fui muy asidua a estos medios, siempre los he encontrado enajenantes. Siento que dan un poder muy falso, expresarse a través de una pantalla, de filtros y de un millón de intermediarios me genera mucha distancia.

Pero como una está en esta vida para ir creando y malabareando con lo que se presenta, tomé este medio y empecé a darle un carácter propio. También a generar instancias en las que me pudiera expresar libremente y apañar a las personas de este túnel que debimos atravesar, leyendo cartas del tarot, haciéndoles preguntas, inventando juegos y cosas así.

Estoy constantemente inventando cosas para que sea entretenido tanto para mí como para las personas que miran e interactúan. Y está siendo bonito el diálogo, si bien nunca será como conversar e interactuar en vivo es una de las formas para mantenernos tomadxs de la mano.

Gracias a esto, he aprendido a ser más flexible ya que mucho tiempo renegué de las redes. Como te digo, siento que es una ilusión y que la sociedad basa mucho su cotidiano en ser popular en estas aplicaciones, en consumir cosas que muchas veces son vacías o esta tendencia del compartir sin mirar más allá.

Bueno, todo esto lo empecé a comprender y entendí que es una de las muchas formas que tenemos de expresarnos libremente, no hay línea editorial impuesta en lo que vas a compartir en tus redes y eso es súper bacán porque es una de las tantas maneras en que la libertad se materializa. En lo personal, estoy siempre muy de acuerdo con la libre expresión, así que toda esta situación me ha hecho más flexible y ha desarrollado mi empatía.

 

 5. Recientemente, también formaste parte de la campaña “Silenciadas” de la Fundación Miles, componiendo una canción para visibilizar las historias de las víctimas de femicidios en Chile en lo que va de año. ¿Cómo fue la experiencia? ¿Qué se siente al formar parte de una campaña tan bonita y necesaria?

Participar en “Silenciadas” es una bomba para el corazón. Estoy muy agradecida de haber formado parte y el proceso ciertamente fue muy intenso. Debí meterme en el mundo del caso de Sara Gutiérrez, el cual yo elegí. Así, es súper desolador darse cuenta de que hay muchas mujeres y disidencias que llegan a un abandono súper profundo en el cual están vulnerables y expuestxs a ser violentadxs y asesinadas. A esta chica la mató Luis Figueroa, la dejó en un sitio heriazo y no la encontraron hasta que él mismo avisó a las autoridades.

Es muy duro ver que estamos en un país en el que no hay resguardo efectivo en temas de violencia de género y que se incurre constantemente en liberar a seres que deberían estar encarcelados. Pero el participar con tantas chicas, levantar nuestras voces y labores con este objetivo en común, crear un grito que transciende más allá del momento en el que se efectúa… es algo que considero muy necesario e inspirador. Creo que es una nueva forma de evidenciar realidades y de ir poco a poco haciendo fuera común para que la violencia hacia las mujeres y disidencias pare, tanto socialmente como en materias legales.

Me siento muy agradecida de las personas que contactaron conmigo. El proceso fue súper respetuoso, profesional y muy meticuloso. Respecto a la campaña, creo que es hermoso unirnos como mujeres, músicas y creadoras sin distinciones de estilos ni popularidad. Me parece que eso es una clara muestra de que el feminismo se está implantando en el accionar, poniéndonos a todas al choque gritando juntas. Y estoy segura de que así también están todas las mujeres en las que nos inspiramos, gritando todo contra una violencia de género que debe parar.

 

6. Llegamos casi a la parte final de la entrevista, en la que te pedimos que nos recomiendes algunas canciones de otros artistas para así conocer más a fondo la banda sonora de tu vida. ¿Qué canciones nos recomendarías para estas situaciones?

  • Una noche contemplando las estrellas: Me imagino mucho la canción “Los Andes nos va a enterrar a todos”, del amado Nando García.
  • El momento de máxima motivación haciendo deporte o una noche de fiesta con amigos: “Agua”, de Tainy con J Balvin (risas).
  • El momento de relajación tras una larga jornada: “Al Norte” de Silvana Estrada.
  • El viaje que recordarás toda tu vida: ¡Ay! “Duas aguas”, de la maravillosa Ju Strassacapa.
REDES SOCIALES

¡No olvides seguir a Josefina Espejo en sus redes sociales!

Instagram     Facebook     Spotify     Youtube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.