Entrevista a Laika No Volvió, un proyecto tan refrescante como bailable

Hace unas semanas te descubrimos el proyecto de Laika No Volvió, una de las propuestas más refrescantes de la temporada. Sin duda, el autodenominado estilo indie pop-gresivo del cuarteto chileno es una apuesta segura en la pista de baile. Todo ello, unido a sus maravillosas armonías vocales y a sus letras, hacen de este proyecto algo único. Todo ello se ve plasmado en su primer LP, “La adolescencia tampoco”, donde encontramos ocho temas de atmósfera futurista. Todos ellos, de un sonido situado entre rock alternativo, rock progresivo y electropop.

Aprovechando este lanzamiento, nos han regalado una sincera entrevista que hará las delicias de sus seguidores. En ella, nos cuentan cómo nació su proyecto, cuáles son sus influencias, cómo están viviendo el lanzamiento en tiempos de pandemia y otros temas que no te debes perder. ¡Que la disfrutes!

 

ENTREVISTA A LAIKA NO VOLVIÓ – TOMALAALTERNATIVA

1. Comencemos por lo primero que nos enamoró de vosotros: ¿De dónde viene vuestro nombre? ¿Cómo se gestó la unión entre vosotros?

Nosotros queríamos tener un nombre espacial y Javier y Nico empezaron a ver enciclopedias sobre el espacio para buscar palabras que sonaran bien juntas. Mientras hablábamos por WhatsApp, pasaron horas y horas hasta que en un momento llegamos a la idea de Laika. Todas las enciclopedias son más o menos iguales, entonces al llegar a ese punto empezamos a jugar con el concepto de qué le pasó a Laika y apareció la idea de “Laika No Volvió”, lo que nos gustó mucho. Había otro nombre tentativo, pero no lo recordamos (risas).
La unión entre nosotros viene de que Nico, Javier y Plaza eran compañeros de la universidad en sociología. Luego de muchos años de querer tocar juntos, en marzo de 2017 empezamos tocando covers de Teleradio Donoso y de a poco empezamos a hacer nuestras propias canciones. Con el tiempo empezamos a sentir que nos faltaba un sonido distinto, por lo que buscamos tecladista y ahí llegó Bárbara.
El contacto lo hizo Nico, quien estaba en un grupo de WhatsApp con su profesor de piano y publicó un anuncio buscando tecladista. Una amiga de Bárbara le hizo llegar el anuncio y le dijo “mira, están buscando a alguien aquí”. Por ahí leyó la descripción del anuncio y le interesó principalmente porque pedían teclado psicodélicos -Bárbara es fan Nº1 de Pink Floyd y en ese tiempo escuchaba mucho Tame Impala-, por lo que escribió y Nico le pasó las canciones. Todas las canciones que teníamos en ese momento eran muy distintas y la primera vez que nos juntamos a ensayar los cuatro, Bárbara llegó con los arreglos de cuerdas que hasta hoy se mantienen para Todo Lo Sólido (Se Desvanece en el Mar).

2. Definís vuestro sonido como indie pop-gresivo con influencias del rock alternativo y progresivo y el electropop. ¿Qué artistas o bandas diríais que han podido influir más en la búsqueda de este sonido que os define?
Hay varias influencias. Por una parte, sonoridades latinas muy pop y bailables como Miranda, Denver, Teleradio Donoso y Alex Anwandter. También, cuando partimos estábamos muy atentos a la escena chilena asociada al Pop de Guitarras como Niños del Cerro y El Cómodo Silencio de los que Hablan Poco. La idea era sacar algo en ese estilo, pero siempre marcado por las influencias que teníamos desde el pasado, orientando todas nuestras influencias musicales (que son muy variadas) hacia el pop. Ahí tiene harto que ver con el nombre del disco, pues tomamos las referencias de la música que hemos escuchado desde nuestra adolescencia bajo la idea de que podíamos “poperizar” todo lo que escuchábamos, considerando que las influencias más tempranas siempre nos marcan. Ahí hay espacio para el rock, el pop, el emo, la psicodelia, etc.

Nuestro interés por incluir influencias del rock progresivo tiene que ver con la impredecibilidad que caracteriza a ese estilo. Cosas como cortes abruptos o cambios de métrica son elementos que permiten integrar un elemento sorpresa en las canciones, lo cual las hace más dinámicas y nos permite explotar nuestras capacidades creativas y de interpretación. El Plaza viene harto de esa escuela y habla de bandas cómo “Minus the Bear” que mezclaban el rock alternativo con el progresivo y que servían de influencia. De alguna forma, la propuesta de Laika No Volvió es un punto de encuentro entre el pop más bailable y la experimentación que nos dan las influencias progresivas.

3. Estáis presentando vuestro primer LP autoeditado “La adolescencia tampoco”. ¿Cómo diríais que está siendo el recibimiento entre el público? ¿Qué se siente al saber que está llegando a sonar en otros rincones del mundo como España, en nuestro caso?
La verdad es que súper bueno, nos está yendo mejor que nunca. Nos están escuchando y compartiendo  muchas personas en muchas partes del mundo. Podemos decir que estamos en nuestro mejor momento y prueba de eso es que estemos sonando en España y nos entrevisten desde allá. Nos gustaría mucho ir a tocar allá y expandir nuestro sonido y nuestro público. Realmente se siente muy bien, estamos en el punto más alto de nuestra carrera.

4. Nos llaman especialmente la atención las armonías vocales que tanto caracterizan a vuestro sonido. ¿Cómo habéis conseguido crear esa bonita atmósfera? ¿Es tan real como parece la química que existe entre vosotros cuatro?
Sí, realmente hay mucha química porque somos amigos. Llevamos harto tiempo trabajando juntos, nos llevamos bien, conversamos las cosas y resolvemos nuestros problemas de una forma muy fraterna. No somos una banda que se junta a trabajar solamente. Tener una banda es como tener una relación de pareja, el logro de esa bonita atmósfera tiene que ver con cómo nos llevamos. Hay harto feedback, mucho apoyo, mucho de ayudar con la seguridad de uno, de decir “tú puedes hacerla, y podrías potenciar aún más tu voz de x forma”.
Es una creación colectiva en la que estamos todos metidos ahí para que suene de esa forma. Las armonías vocales suenan como suenan porque lo trabajamos de esa manera, tratando de encontrar siempre el mayor potencial a nuestros registros. Uno de los momentos más evidentes de ello es el coro de Si Bien Nada Pasó, dónde estamos los cuatro cantando. Nosotros salimos de esa idea del frontman/frontwoman de que una persona sea la que cante, porque no es una sola voz, sino que la de todos.

5. Llegamos casi a la parte final de la entrevista, en la que os pedimos que nos recomendéis algunas canciones de otros artistas para ciertas situaciones de la vida cotidiana:
a) Un viaje inolvidable: Vámonos de viaje – Bándalos Chinos
b) Una cita a ciegas: Yo te diré – Miranda
c) El momento de motivación haciendo deporte: Oddloop – Frederic
d) Una fiesta con amigos: Si bien nada pasó – Laika No Volvió

6. Para terminar, nos gustaría que les contaseis a nuestros lectores qué van a encontrar en vuestra música y por qué no deberían perderse uno de vuestros conciertos.
Deberían ir porque van a encontrar no sólo una propuesta novedosa, sino que también van a ir a ver un show. Nosotros la pasamos muy bien tocando y es algo que nos preocupamos de transmitir en un show en vivo. Creemos que van a pasarlo bien y en nuestra música van a encontrar situaciones cotidianas contadas de una forma entretenida y un espacio para soltar mucha energía. Hay bastante efusividad en nuestra propuesta en vivo y les prometemos que van a bailar mucho.

 

REDES SOCIALES

¡No olvides seguir a Laika No Volvió en sus redes sociales!

Instagram     Facebook     Youtube     Spotify

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.