Entrevista a Le Flam tras el lanzamiento de su disco debut, “Ahora”

Cuando la crisis sanitaria hizo acto de presencia, la industria musical sufrió un golpe terrible del que aún sigue recuperándose. Aquel frenazo en seco para los músicos y artistas en general trajo consigo mucha incertidumbre y cancelación de planes. Sin embargo, también trajo consigo algunas cosas positivas, como el nacimiento de Le Flam. Esta banda, formada por Juan Sánchez como vocalista (ex guitarrista de Dinero), Francis García al bajo (ex bajista de Poncho K) y Gonzalo Ramos a la batería (ex batería de The Rebels), aprovechó la situación para lanzar un nuevo proyecto. Los tres músicos, viejos conocidos en la escena alternativa y con una enorme experiencia a sus espaldas, decidieron reunirse para crear esa música que tanto tiempo llevaban deseando hacer. Nunca antes tuvo tanta razón aquel refrán que dice que “No hay mal que por bien no venga”.

A lo largo de estos meses hemos podido descubrir sus tres primeros singles: “Del revés”, “Creces” y “Canción de amor”. Todos ellos nos han dejado un maravilloso sonido rock clásico y elegante, que trae de vuelta aquello que caracterizaba a este estilo en las décadas de los 70 y los 80. Además, también destacan sus cuidadas letras, que en este caso reflexionaban sobre aspectos cotidianos de la vida como la importancia de enfrentarse a las adversidades para crecer, la emoción de los padres al ver cómo sus hijos crecen y al amor propio. Todo ello, por supuesto, en la voz de Juan Sánchez, a la que arropan unos llamativos coros a tres voces. No es de extrañar que con estos deliciosos ingredientes consiguieran llamar la atención de la prensa y de sus seguidores.

Hoy celebramos que el disco debut de Le Flam ya es una realidad. Este trabajo, que lleva por título “Ahora”, pone a nuestra disposición una colección de doce temas, tres de los cuales ya habíamos descubierto anteriormente. Nos encontramos ante un trabajo de sorprendente sonido, que ha sido grabado en directo en Estudio Uno (Colmenar Viejo, Madrid). Se trata de un trabajo autoproducido por Le Flam junto a Lorenzo Matellán, cuya mezcla final y masterización tuvo lugar en Headroom Estudios (Madrid). Su concierto de presentación, como ya sabes, será el próximo 13 de marzo en la madrileña Sala Moby Dick. Puedes adquirir tu entrada en el siguiente enlace.

Aprovechando el lanzamiento de su disco debut, compartimos unos minutos con el power trío madrileño, que nos concede una entrevista. En ella descubrimos cómo fue el nacimiento de su proyecto en pleno confinamiento, la inolvidable experiencia que ha supuesto para ellos grabar su disco en directo y, entre otras cosas, cuál es la clave para sobrevivir a una industria musical marcada por la cultura de la inmediatez.

 

ENTREVISTA A LE FLAM

 

  1. Empecemos por el principio, queridos Juan, Francis y Gonzalo. ¿De dónde viene el nombre de “Le Flam”?

Es un nombre curioso, ¿verdad? Un “Flam” es un recurso estilístico de percusión consistente en un mordente; dos golpes al mismo tiempo que imprime fuerza, intensidad y subidón. Nos identifica y representa muy bien lo que sentimos cuando tocamos juntos.

 

  1. Vuestro proyecto nació fruto de la difícil situación que estaba viviendo el panorama musical actual tras la pandemia. ¿Cómo fue exactamente el momento en el que decidisteis embarcaros en vuestro proyecto más personal?

Este proyecto se masca en nuestras cabezas desde hace tiempo, pero dimos el paso definitivo en pleno confinamiento de 2020, mediante un audio por Whatsapp con las primeras ideas que Juan manda a Gonzalo y Francis. A partir de ese momento empezamos a trabajar.

 

  1. Acabáis de estrenar vuestro primer disco, “Ahora”, un trabajo autoproducido en el que encontramos un adictivo sonido rock alternativo con matices pop que se mueve por ambientes muy diferentes. ¿Cómo vivisteis el proceso de grabación en Estudio Uno? ¿Fue tan enriquecedor como parece trabajar junto a Lorenzo Matellán en la mezcla final y la masterización?

Efectivamente, la creación de este álbum ha sido un disfrute desde el principio. Está producido por nosotros y por Lorenzo Matellán. La grabación en Estudio Uno ha sido una maravilla. Todo el equipo técnico y humano, de primera clase. Tocando los tres a la vez en la sala grande, como se grababan los discos antiguamente, ha sido una experiencia inolvidable. Todo ese material ha sido mezclado con mucho gusto por Lorenzo, que ha sabido captar todas nuestras ideas y matices como nadie.

 

  1. A lo largo de los doce temas que compone vuestro disco conseguís traernos de vuelta a vuestra manera sonidos propios de las décadas de los 70 y 80. ¿Qué bandas señalaríais como referentes a la hora de haber dado con la tecla del sonido que os define?

Es muy buena pregunta, porque bebemos de las grandes canciones del rock, esas que nunca pasan de moda, sino que son las modas las que van pasando mientras ellas resisten con el tiempo y se hacen universales. Musicalmente crecemos en los 90 con la música de Seattle, pero siempre con un ojo puesto en las bandas que eran referencia para los músicos de entonces. A partir de aquí, imagínate los nombres y artistas. De todas maneras, como somos un power trío, me dejo llevar por eso y te cito aquí grandísimos tríos de la historia del Rock que se nos han quedado tatuados en el alma: The Cream, Jimi Hendrix Experience, The Police y Muse.

 

  1. En vuestro primer single adelanto, “Del Revés”, hablabais de cómo las adversidades consiguen hacernos crecer y, sobre todo, estar receptivos ante la creación de nuevas oportunidades. ¿Confirmamos que ésta es una de las señas de identidad vuestra banda?

Sin duda, así es. Muchos compañeros han aprovechado el parón para escribir y grabar material nuevo, nosotros además lo hemos vivido con la emoción de crear una propuesta nueva, una banda nueva. Muy estimulante, la verdad. La idea de surgir a pesar de las adversidades está ahí desde el origen.

 

  1. En el corte número cinco, “Perdición”, reflexionáis acerca de la adicción por la disciplina que termina convirtiéndose en una obsesión. Se trata de una situación real en la industria musical actual, en la que parece que no sacar temas nuevos cada cierto tiempo penaliza al artista. Desde vuestra experiencia, ¿dónde diríais que está la clave para evitar llegar a esta situación?

Desde luego que, la clave para esto último que comentas está, en no dejar de disfrutar del camino. Si hay algún momento en que sientas demasiada presión, probablemente debas parar a pensar, reflexionar. Seguro que, a partir de ahí, salen mejores canciones. La obsesión a la que nos referimos en “Perdición” tiene más que ver con el músico y su instrumento, la composición y el nivel de exigencia en el que podemos caer sin querer.

 

  1. Llegamos a la parte final de la entrevista, en la que os pedimos que nos recomendéis algunas de vuestras canciones favoritas para estas situaciones:

– Una cita en buena compañía: Slow Dancing in a Burning Room – John Mayer

– Ese tema perfecto para un momento de relajación: My Funny Valentine – Chet Baker

– El momento de máxima adrenalina haciendo deporte: Rock and Roll, de Led Zeppelin

– Una canción como banda sonora de una serie o película: La B.S.O. de Matrix, Wake Up – Rage Against the Machine

 

REDES SOCIALES

¡No olvides seguir a Le Flam en sus redes sociales!

Twitter     Instagram     Facebook     Youtube     Spotify

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.