Entrevistamos a Sigmund Wilder

Hace unas semanas os hablamos de la vuelta al ruedo de Sigmund Wilder con «Desorden«. Ahora, después de haber podido sumergirnos en el mundo de ‘Desorden’, hemos tenido la oportunidad de charlar con la banda. No os perdáis todos los secretos que nos han contado en la entrevista:

1. Rompamos el hielo con las presentaciones. Para quién inexplicablemente aún no te conozca, ¿quién es Sigmund Wilder?
Sigmund Wilder es un proyecto artístico que nace de la voluntad y la necesidad de expresar emociones a través de la música y las canciones. Creamos por el puro placer de crear y veneramos los sonidos de la New Wave británica que en su día marcaron nuestra forma de entender la música y la vida. Hablamos abiertamente y sin tabúes de nuestras influencias ya que son claves en el arranque del proyecto. Sin The Cure, Depeche Mode, Simple Minds o Joy Division no existiría Sigmund Wilder.
Si fuera ministro de educación, las nuevas generaciones estudiarían a Ian Curtis, a David Bowie y a Leonard Cohen en la escuela. También a Bunbury y a Cerati.

2. Acabas de lanzar “Desorden” tu primer trabajo en varios años. ¿Cómo está siendo lanzar un disco en medio de esta situación tan rara que estamos viviendo?
Está resultando muy terapéutico. Todo está demasiado parado y creo que ahora más que nunca necesitamos propuestas culturales que nos hagan sentir emociones y nos hagan ver que la vida continúa. La decisión de publicar a pesar de las circunstancias es una forma de decir “señores, no podemos para el mundo”. Publicarlo ya es un triunfo de por sí. Había más ganas que nunca de arrancar ese proceso en que nuestros seguidores se hacen dueños y señores de cada una de las canciones. Es una manera de ir pasando fases y crear realidades nuevas. Estoy muy contento de la acogida que está teniendo el disco tanto por parte del público como de la crítica.

ahora más que nunca necesitamos propuestas culturales que nos hagan sentir emociones y nos hagan ver que la vida continúa

3. Pese a haberse grabado en el 2020, en realidad “Desorden” empezó a gestarse hace ya varios años. No obstante, es difícil obviar lo vivido entre la grabación del disco y el lanzamiento del mismo hace solo unas semanas. ¿Ha afectado lo vivido durante el último año al resultado final del disco?
Afortunadamente, toda la parte más creativa de la producción del disco fue previa a la irrupción del Covid. Esto ha sido clave a la hora de mantener ese punto de claridad y luz que tiene el disco. Sí que afectó al proceso. El virus apareció en plena producción del disco. Terminarlo fue como una carrera de obstáculos. Trabajamos las programaciones, las mezclas y el mastering teletrabajando y compartiendo todos los avances en un grupo de WhatsApp. Incluso Fluren (uno de los productores del disco) acabó grabando algunos coros en casa. La promoción del disco también se ha visto afectada. Me parece impensable haber publicado ya el álbum y no tener fechas para presentarlo en directo, pero son los tiempos que nos ha tocado vivir. Toca adaptarse e incluso cuestionarse si los modelos y patrones por los cuales nos hemos regido hasta hoy eran tan intocables como pensábamos.

4. En este nuevo trabajo, vemos varias novedades. Pero sin duda, la que más salta a la vista es el cambio de idioma en las canciones. Mientras que tus anteriores trabajos estaban escritos en inglés, esta vez has apostado por el castellano. ¿A qué se debe este cambio de rumbo?
Responde a varios factores. Inicialmente escribir en inglés fue un tema de inercia. Es fácil pensar y sentir que las letras en inglés suenan muy cool (por llamarlo de alguna manera) y puede que así sea, pero con el paso del tiempo te das cuenta de que las historias que cuentas tienen la capacidad comunicativa mermada debido a la barrera que crea el idioma. Un buen día te planteas qué sentido tiene subirte a un escenario y contar historias en inglés a personas con las que te comunicas en castellano antes y después de la actuación. Así que decidí dar el paso. La experiencia ha sido altamente satisfactoria. Ahí nos quedamos. No hay vuelta atrás a este respecto.

5. En “Desorden” también podemos disfrutar de un nuevo rumbo sonoro: texturas electrónicas, inspiración en la New Wave británica…: ¿Este nuevo rumbo fue buscado o surgió de manera natural en el estudio?
Hay algo de ambas opciones. La esencia de la New Wave ya estaba muy presente en nuestros anteriores trabajos. En DESORDEN la influencia del movimiento es aún más obvia. Los músicos que han participado en la grabación (Marcos Ceprián, Mikel Irazoki y Xavi Molero) son puras almas del sonido New Wave y eso tiene un gran efecto en el sonido del disco. Por lo que respecta a la electrónica, con Santos & Fluren (productores del disco) compartimos la admiración por la obra de Flood y sus trabajos con Smashing Pumpkins, U2, Nine Inch Nails o Depeche Mode. De esa pasión compartida surgió ya desde un inicio la voluntad de llevar el disco en esa dirección y de dotar las canciones de ambientes y paisajes más electrónicos.

6. Y hablando del estudio. Para la producción del álbum se ha contado con la factoría Blind Records. ¿Cómo ha sido trabajar con los responsables de algunos de los mejores trabajos del pop español de los últimos años?
Entrar en Blind Records y encontrar colgado en las paredes ese catálogo de discos de oro de tal variedad de artistas es una primera toma de contacto con la realidad que se ha vivido en esas cuatro paredes. La experiencia ha sido maravillosa. Santos & Fluren son dos mentes con una creatividad fuera de lo común. Tienen un bagaje y una cultura musical amplísima. Compartimos lenguaje y visión y eso ha generado una comunicación casi telepática a lo largo de todo el proceso de producción. Convivir durante semanas con ellos ha sido un constante aprendizaje. Más allá del trabajo realizado y sus resultados, el gran regalo ha sido compartir un proceso tan emocionante con dos almas tan bellas y con tanto talento artístico como humano.

7. Hemos notado que “Desorden” ha sido algo así como un oasis de esperanza, luz en medio de la oscuridad ¿Cuál ha sido la inspiración a la hora de componer el álbum?
La nostalgia sigue siendo la nota predominante en nuestra música. No obstante, a diferencia de los trabajos anteriores, las canciones de DESORDEN fueron creadas en un periodo personal de mucha luz y eso tiene un peso importante en las emociones que transmiten las canciones. Me atrevería a decir que la inspiración de todos los temas surge a partir de historias que nunca fueron o que no terminaron como uno hubiera deseado en el momento. No obstante, la diferencia en DESORDEN es que los textos están planteados desde la superación y desde la sensación de alivio que te dan la perspectiva y el paso del tiempo. Además, el entusiasmo y la determinación con que todo el equipo humano trabajamos en el estudio acabó de impregnar el disco de buenas vibraciones.

8. Hoy en día hay quién dice que dedicarse al arte en casi cualquiera de sus formas es de ser un poco kamikaze. ¿Qué es lo que te hace no desistir y seguir adelante en el complicado mundo de la música?
Una hoja de excel titulada “Cuentas SW” me invita cada día a poner fin al proyecto. Aprieta y casi ahoga, pero hay cosas que no puedes contabilizar en un excel, que tienen un valor intangible y que son el motivo para seguir adelante como un kamikaze. Todo está en los detalles: el contacto con las personas que siguen nuestra música, el entusiasmo por crear canciones, las sensaciones en el escenario, el aplauso del público y sobre todo la pasión por todo el durísimo trabajo que supone tener un proyecto como éste. Ser independiente tiene una connotación muy bohemia, pero también implica que en el día a día te ocupas de absolutamente todo. La clave está en disfrutar tanto de los procesos como de los resultados.

9. Una vez publicado el disco, ¿qué planes tienes en mente? ¿Podremos disfrutar de tus nuevas canciones en vivo?
Morimos por volver a tocar en directo. En cuanto pase esta tercera ola, intentaremos programar la presentación del disco. La idea es visitar tantos puntos de la península como podamos. No será fácil. Nada será fácil después de lo que estamos viviendo. El estigma y el castigo que ha recibido el sector cultura en 2020 revela demasiadas cosas. Vivimos en un país donde la cultura se ve como un accesorio, algo complementario y prescindible más vinculado al ocio que a la propia existencia y la supervivencia. En un periodo de tanta oscuridad como el que estamos viviendo la cultura debería ocupar una posición estratégica en la recuperación. La cultura es lo que da luz a la vida de las personas. Es lo que nos hace crecer y avanzar como personas. Desde el momento en que alguien responde a un técnico de sonido “búscate un trabajo de verdad” o “haber estudiado” en un foro de Alerta Roja en las redes sociales, es obvio que algo han hecho mal los ministerios de cultura y educación estos últimos 45 años. Pelearemos lo que haga falta por volver a los escenarios y recuperar cierta normalidad tan pronto como sea posible, pero mucho me temo que los planteamientos erróneos de base que hay que cambiar en la esencia de la nuestra sociedad están demasiado arraigados como para ganar esta batalla.

Vivimos en un país donde la cultura se ve como un accesorio, algo complementario y prescindible más vinculado al ocio que a la propia existencia y la supervivencia

10. Llega el momento de una de nuestras preguntas favoritas. Te vamos a proponer varias situaciones cotidianas y nos gustaría que nos propongas la canción ideal para cada una de estas situaciones.

    1. Una noche bajo las estrellas: Plainsong de The Cure.
    2. Un viaje en carretera: Firestarter de The Prodigy.
    3. Una tarde de playa: High Hopes de Pink Floyd.
    4. El momento motivación haciendo deporte: Dakota de Stereophonics.
    5. En la ducha: Dig, Lazarus, Dig! de Nick Cave & The Bad Seeds

11. Para finalizar, nos gustaría que cuentes a nuestros lectores por qué crees que deben darle una oportunidad a tu música sobre todo ahora que el sector está tan dañado.
DESORDEN, nuestro nuevo álbum, reivindica la emoción en cada palabra y en cada nota. En sus 8 canciones reencontrarán a su primer amor, a personas que dejaron atrás, a otras que el destino les arrebató, el alivio de acariciar una cicatriz y sentir que las heridas del pasado cerraron por completo y ya no duelen. Si hurgan sin miedo se encontrarán a sí mismos en cada historia. Les invito a descubrir DESORDEN. Está disponible en todas las plataformas digitales. Si viven alguna de estas cosas y quieren unirse a nuestra aventura, será un placer ampliar la familia.

REDES SOCIALES

¡No olvides seguir a Sigmund Wilder en sus redes sociales!

Twitter     Instagram     Facebook     Youtube     Spotify

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.