St Woods: Cómo escalar honestamente desde la calle hasta la cima

Si echamos un vistazo a St Woods, bajo este nombre artístico encontraremos al cantautor madrileño Nacho García. Un tipo con un enorme talento musical que escribe y canta sus propias canciones, pero casi llegó a no intentarlo. Una historia que se remonta años atrás, cuando el de Tres Cantos era un joven universitario que estudiaba empresariales. Jamás consideró dedicarse a la música, pero su fanatismo por Green Day le hacía soñar con tener su propia banda. Hasta ahí todo bien: eso es algo con lo que todos los melómanos de la música hemos soñado alguna vez.

Sin embargo, el Erasmus le cambió la vida en prácticamente todos los sentidos, musicalmente quizás el que más. Aquella estancia en Gante (Bélgica) hizo que Nacho comenzara a dar los primeros casos en su brillante carrera musical. Allí comenzó a escalar la industria musical desde abajo, tocando en la calle sin más compañía que su guitarra acústica. Aunque no lo esperaba, sorprendió gratamente al público mientras descubría su verdadera vocación hasta entonces desconocida: vivir de la música. Allí también conoció a un montón de talentosos artistas que, con sus propias voces, convertían las calles en paisajes infinitos. En consecuencia, Nacho descubrió otros sonidos musicales que le abrieron las puertas del sonido indie folk, que haría completamente suyo.

A raíz de entonces, los ingresos de Nacho crecieron, lo que le permitió seguir viajando y mostrando su música en las calles de Londres, Amsterdam, Bruselas o Budapest, recorriendo Europa de punta a punta. Mientras, el talentoso compositor seguía escribiendo nuevas canciones, que más tarde formarían parte de su proyecto conocido como St Woods. Un proyecto que, apenas con su primer EPLessons” (2017), ya le hacía convertirse en un artista de enorme proyección. Y no faltaban razones, pues sus delicadas melodías de tintes acústicos unidas a voz electrizante invitaban a soñar en grande. Algo que le sirvió para ganarse la comparación con Bon Iver, una de sus claras influencias además de Ed Sheeran, Vance Joy o Julien Baker. Además, su magia corrió como la pólvora, y terminó el año teloneando a sus admirados L.A. en Vitoria y Donosti, así como a Julien Baker en Madrid.

El 2018 empezó de lujo para St Woods, elegido telonero de Jake Bugg en sus conciertos de Barcelona y Madrid. Una experiencia que, a buen seguro, también resultaría inolvidable para el compositor madrileño, capaz de empaparse del talento de todos aquellos de quienes se rodea. Sin duda, algo que le llevó a formar parte también del cartel de diversos festivales de la talla del Primavera Club o el Monkey Week. Además, en junio de ese mismo año sorprendió haciendo suya una versión de “Roxanne”, tema mítico de The Police. Sin duda, un triunfo más de un ilusionado St Woods que ya podía intuir todo lo bueno que se avecinaba. Entonces, comenzaría la grabación en los Estudios Reno del que sería su primer disco, con Luca Petricca en la producción. Un trabajo que le llevaría a consolidarse en el panorama indie nacional, gracias a sus melodías delicadas altamente emocionales.

Sin embargo, tuvimos que esperar hasta 2019 para conocer un adelanto de su disco debut. El primero fue «On Me«, con un precioso videoclip protagonizado por las talentosas actrices Anna Castillo y Greta Fernández. Sin duda, éste fue un año de despegue, apoyado en una gira por tierras norteamericanas que le llevó a tocar en el SXSW Music Festival (Austin) y The New Colossus Festival (Nueva York). En ambas, desplegó su mejor directo para enamorar a un público que supo ver en el algo único. De hecho, así lo vieron también los ingleses Catfish and the Bottlemen, quienes le propusieron abrir su concierto en La Riviera. Meses después, las buenas noticias se sucedían y St Woods era confirmado en varios festivales nacionales de renombre. Entonces, la considerada promesa del indie folk dio un puñetazo sobre los escenarios nacionales para confirmar que ya se había convertido en mucho más que eso.

A primeros del 2020, todo parecía indicar que llegaría su esperadísimo disco debut. Sin embargo, comenzamos el año con “Wasted Love”, su segundo adelanto con el que sobrellevar el arrepentimiento de aquello que, a priori, parece lejos de conseguir ser arreglado. Luego apareció la crisis sanitaria, truncando por completo sus planes de gira y relegándolos a un confinamiento domiciliario. De hecho, durante el mismo, St Woods intentó aprovechar para aumentar el contacto con los suyos tras un intenso año de viajes que le mantuvieron alejado de ellos. Además, nos regaló “A Part From God” un tercer adelanto que nos amenizó los primeros días de confinamiento. Se trataba de una de las historias más personales del artista, compartiendo su herida en primera persona, y por ello tenía que estar acompañada de un emotivísimo videoclip protagonizado por la actriz Nadia de Santiago. De hecho, cuando todavía no habíamos conseguido asimilar tal explosión emocional, el artista se aventuró a regalarnos el último adelanto. El resultado fue “Take all your things”, con un videoclip grabado de forma casera durante el periodo de cuarentena. Sin duda, una joya cargada de sencillez al más puro estilo St Woods, con una sensibilidad al alcance de pocos.

Por suerte, el pasado mes de mayo St Woods publicó su disco debut, “Bones”: un álbum para superar el dolor. En él, el madrileño se rodea de talento en la producción, de la mano de Luca Petricca y Brais Ruibal. La idea era crear un trabajo lleno de honestidad, compartiendo los sentimientos vividos en un momento de tremendo bache personal. Como resultado, diez temas situados entre el duelo y la necesidad de seguir recordando honradamente a quien se ha perdido. Un mensaje que también se transmite en su nuevo single recién lanzado, “My Honor”, un emotivo guiño a su abuela. De hecho, sentimos de lleno el agradecimiento a ese ser querido por haberle ayudado a convertirse en lo que es. Son solo tres minutos de duración, pero nos recuerda de lleno a esa pérdida que duele para toda la vida.

Sin duda, volvemos a tener una razón más para entender que el proyecto de St Woods  es un verdadero regalo. No es común encontrar un músico que haya aprendido a tocar el violín y el piano de manera autodidacta, pero menos común es todavía encontrar un artista tan honesto con sus canciones, capaz de abrir sus heridas personales ante el público de una forma tan bella y que llega tan hondo al corazón de quienes escuchan sus canciones. Gracias por un legado que ya es eterno, St Woods.

 

VIDEOCLIP DE “MY HONOR” – ST WOODS

 

REDES SOCIALES Y PLATAFORMAS

¡No olvides seguir a St Woods en sus redes sociales y principales plataformas!

Twitter     Instagram     Facebook     Soundcloud     Plataformas digitales

Un comentario

  1. Pingback: Entrevista a St Woods: un talento nacional que parece no tener techo - Toma la alternativa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.