Entrevista Inversa: Xackal decide ponernos contra las cuerdas

En noviembre del año 2020 vivimos un hecho sin precedentes: por primera vez, éramos nosotros los entrevistados. El encargado de llevarlo a cabo fue Xackal, un tipo creativo que moría de ganas de ponernos contra las cuerdas. El genio gallego, al que solemos apodar cariñosamente, es un músico inigualable, pero también un gran entrevistador. Es por ello que, sin saber muy bien cómo, ha conseguido volver a hacer público nuestro lado más personal. Pasen y lean si quieren conocernos más a fondo.

 

ENTREVISTA INVERSA

 

  1. Completa esta frase: «En esta vida hay dos tipos de música…»

Definitivamente, la que consigue emocionarnos y la que no. Dentro de que todos los estilos son perfectamente válidos y respetamos los gustos que tiene cada uno, lógicamente (risas). Eso sí, desde que comenzamos esta aventura, siempre tuvimos muy claro que solo nos dedicaríamos a dar difusión a aquellos proyectos cuya obra verdaderamente nos removiera por dentro. En nuestro caso es la música alternativa, si algún día lo es otro género tampoco pasará nada, pero igual tendremos que plantearnos un cambio de nombre (guiño, guiño).

 

  1. Vuestros lectores creemos que os toca hacer una presentación más personal de vosotros mismos. ¿Cuándo llegará ese momento? ¿Podéis adelantarme unas líneas?

Nos jugamos el cuello a que revelar nuestra identidad no le genera el más mínimo interés a nadie (risas). En el fondo, cualquiera que frecuente los conciertos de la escena musical alternativa de Madrid o, incluso, los festivales musicales del mismo rollo a nivel nacional, nos conoce seguro, aunque sea de vista.

Pero bueno, sí que podemos decir que somos un ingeniero y una maestra, amigos de toda la vida, que intentamos apoyar y dar difusión a toda esa música que nos conmueve y que, de alguna manera, no está en el lugar que merece. Hay muchísima música hecha con todo el amor del mundo que, teniendo licencia para tocar el alma, no llega hasta donde merecería llegar. Y es ahí, justo en ese punto, donde nosotros intentamos poner nuestro granito de arena. De igual manera no estamos solos en esta misión, ya que contamos el apoyo de una serie de amigos que nos dan ese empujón necesario para llegar a la meta cuando nuestras fuerzas no son suficientes. Se tienen ganado el cielo, y también alguna cervecita de vez en cuando… tenía que decirse y se dijo (risas).

 

  1. Estáis descubriendo mucho talento y con un gusto con el que suelo coincidir. ¿Cómo elegís lo que es noticia en «Toma la alternativa»?

En el fondo no lo elegimos nosotros, sino que lo van haciendo los propios artistas con sus lanzamientos. Nosotros nos sentamos en el patio de butacas, porque el verdadero espectáculo está sobre el escenario. Así, lo único que hacemos es sentarnos en nuestro sillón, ponernos los auriculares de las buenas ocasiones, abrir la plataforma de streaming y escuchar los últimos lanzamientos del panorama alternativo. Luego viene el flechazo musical, que nos manda de un empujón a abrir la tapa del ordenador y a comenzar a vomitar a través de las teclas -que algunas comienzan a desgastarse ya, por cierto- todos esos sentimientos que nos han despertado los artistas con sus creaciones. Eso es todo, amigos.

 

  1. ¿Por qué vuestro logo es un triángulo?

Realmente la historia os va a decepcionar un poco (risas). Se podría decir que lo del triángulo fue pura casualidad. Nuestro primer logo, cuando hacíamos un programa en la radio, era una púa con una guitarra, pero al crear el blog decidimos renovar nuestra imagen.  En ese momento, estábamos en blanco y lo único que teníamos claro era que sería un logo colorido Queríamos que representase la gran variedad musical que querríamos abarcar. Finalmente, buscando un concepto simple y tras bastantes pruebas jugueteando con nuestro nombre sobre el papel se nos ocurrió unir los extremos de la T de ‘Toma La Alternativa’ y el resultado es el triángulo que a día de hoy aún mantenemos.

  1. En vuestra opinión, ¿sigue vivo ese dilema de si un grupo o canción es de Rock o de Pop? No vale salirse por la tangente. ¿Sois más de pop o de rock? ¿Papá o mamá? 

Difícil cuestión. La verdad es que es un tema que alguna vez hemos hablado a raíz de la ‘pregunta del millón’ que nuestras propias amistades a veces nos hacen: “¿Qué es el indie?”. Sin embargo, pensamos que no somos quienes para categorizar la música en un estilo u en otro. Lo que más nos gusta es disfrutar de las canciones sin necesidad de poner etiquetas, que creemos que en pleno 2021 es algo que ya deberíamos tener superado.

En cuanto al pop y al rock, creemos que en el fondo son dos estilos que van muy ligados y cuyas diferencias la mayoría de gente ni siquiera sabría explicar. Hoy en día parece que la música pop es aquella que suena en las emisoras más mainstream y que en cuanto un tema tiene una fuerte base de guitarras ya es rock. Sin embargo, sobre el papel la realidad es otra, y de hecho mucha gente no diría que bandas como The Beatles son puro rock. Por esto mismo, antes de contestar a esta pregunta, lanzaremos otra cuestión: ¿sabríais decirnos qué es el pop y qué es el rock? 😉

 

  1. Os mantenéis bastante lejos de la «música urbana». ¿Es porque no hay propuestas tan alternativas como en el pop o por otros motivos?

No nos sentimos lejos de la música urbana, aunque quizás tampoco sea el sonido que esté más presente en nuestro medio. Sin embargo, eso no significa que no haya propuestas alternativas de enorme calidad que nos hayan hecho click en el corazón, como pueden ser Miss Campfire o Ratalia. Es un mundo en constante ebullición en el que las voces femeninas están consiguiendo el lugar que siempre habían merecido, y eso nos encanta.

 

  1. ¿Se puede concebir una canción como una falta de respeto?

Dependiendo de cuál sea el mensaje que pretende transmitir, sí. Al final, la música es un arte y como tal la intención de sus letras generan un impacto en los oyentes, que puede ser positivo o negativo. Lo bueno que tiene todo esto es que el ser humano es inteligente por naturaleza y, de esta manera, reconoce que no tiene sentido darle bombo a esas creaciones que buscan tener una repercusión negativa. No estamos aquí para perder el tiempo, oiga.

 

  1. ¿Cuántas veces leéis un artículo antes de darle a publicar?

Pues probablemente muchas menos veces de las que os pensáis (guiño, guiño). Con el tiempo hemos aprendido a saber cuándo es el momento de ponernos a escribir y cuándo no. La clave es elegir un momento en que tengamos la mente despejada y, de ahí en adelante, las palabras salen solas. Es verdad que unas cuantas revisiones siempre hacen falta en cada artículo, para añadir detalles que se nos pasan a la primera o incluso para luchar contra esa dislexia no diagnosticada que estamos seguros de que tenemos, pero en general vamos teniendo el tema bastante controlado.

 

  1. Una canción que no puedas evitar escuchar sin parar.

La verdad es que cuando la música siempre flota a tu alrededor, cada semana hay una canción distinta que se te mete en la cabeza y no puedes parar de cantar. Sin embargo, nos vamos a quedar con una de las primeras canciones que nos enamoraron hasta el punto de necesitar repetirla a diario y que, seguramente sin que nos diésemos cuenta, fuese el germen del proyecto que hoy en día es Toma La Alternativa: “Solo quiero bailar” de Zenttric. Es escucharla y casi se nos escapa la lagrimita.

 

  1. Si hubiese una película que os identificase con «Toma la Alternativa», ¿cuál sería?

Lo admitimos, somos muy de Pixar y especialmente nos identificamos con la película «UP». Ese mensaje de búsqueda y lucha por un proyecto vital; el no tener miedo a las barreras por conseguir nuestros fines; el soñar por encima de todo… sin duda, nos tiene totalmente conquistados. Además, el hecho de que sea una película de animación, nos hace tener siempre presente esa ilusión infantil tan bonita que no queremos perder y que es la que nos hace seguir adelante.

 

  1. Una canción para una experiencia en paracaídas

Para esta situación irremediablemente nos viene a la cabeza la divertidísima “The Sky Is Falling Down” de Neon Leon. Si necesitáis pruebas, os bastará con ver el videoclip de la canción para entenderlo todo.

 

  1. Una canción que aunque estés alegre, te entristece

En realidad, solo unas pocas canciones tienen el don de ser las elegidas para conseguir generarnos esta emoción. Y también son necesarias, lógicamente, por si acaso el día se tuerce y acabamos pidiendo a gritos terminarlo en el sofá, en pijama, comiendo helado de chocolate y escuchando una canción de las de llorar fuertecito. La primera que nos viene a la mente es “El que piensa en irse, es que ya no está” de Detergente Líquido, quizás por la tristeza que nos genera ver que una persona está arruinando las ilusiones y, en general, la vida de otra persona sin importarle lo más mínimo. Paz y mucho amor para uno mismo y para el prójimo, amigos.

 

  1. Una canción para comer aguacates con salmón y rúcula

Ese menú nos lleva inevitablemente a esa entrada triunfal al llegar a casa tras un día largo: bolsas tiradas en la entrada, calzado que se va perdiendo a lo largo del pasillo y los ojos puestos en un merecidísimo aperitivo en buena compañía que se vislumbra en la línea de meta. Claramente, lo acompañaríamos con una copa de vino, ropa cómoda para saborearlo mejor y, por supuesto, no podría faltarnos un temazo: “Canción de ciencia ficción” de Alarmantiks junto a Sil (Jaque a Sil). Estos muchachos son una verdadera fábrica de buenas vibraciones y siempre están en nuestro kit musical de emergencia cuando la ocasión lo merece.

 

  1. ¿En qué edad o década, que no sea esta, os habría gustado vivir?

Cuando eres de Madrid y amas la música, la respuesta es casi obligada. Claramente, nos hubiese gustado vivir en los años 80 y poder haber experimentado en primera persona la movida madrileña. Nos parece que habría sido increíble disfrutar en primera persona de aquella explosión de creatividad en todos los sentidos.

 

  1. Para terminar, mezclad dos refranes para obtener un resultado absurdo. Por ejemplo: “Casa de herrero, mala es de guardar”

¡Nos encanta! Como buenas señoras que llevamos en nuestro interior, somos súper fans de los refranes y dichos populares así que allá vamos: “Al que madruga, pocas nueces”. Ahí lo lleváis.

 

REDES SOCIALES

¡No olvides seguir a Xackal en sus redes sociales!

Twitter     Instagram     Spotify     Youtube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.