Maldito Murphy da un golpe sobre la mesa en su segundo disco, “Horizontes”

Llevábamos ya algún tiempo anunciando que Maldito Murphy tenía un as en la manga. La banda viguesa, que parece estar en su mejor momento, prometía un segundo disco que a nadie dejaría indiferente. Su proyecto siempre había sido conocido por llevar por bandera ese envidiable sonido folk americano, pero hecho desde lo que ellos autodenominan “el lado bueno del Atlántico”. Sin embargo, este segundo trabajo prometía cierto giro en su sonido, como pudimos ver en sus singles adelanto: “Los latidos del tiempo”, “Libres” o “Todos mis males”, éste último con la colaboración estelar de su admirado Mikel Erentxun.

Tras meses de espera, ya podemos disfrutar de uno de los lanzamientos más esperados del presente año. Y es que la banda viguesa, liderada por el músico y compositor Juan Castro, ha crecido mucho en estos años. Algunos posos quedan de aquel primer disco (“No éramos tan ciegos”, 2017), pero desde entonces la evolución ha sido considerable. Buena culpa de ello la tienen las experiencias vividas a lo largo de todos estos años, que la banda ha sabido exprimir a la perfección hasta condensarlas en puro aprendizaje. Hablamos del éxito que les trajo aquel álbum, pero también la gira de más de cincuenta fechas que trajo consigo. Es por ello que su segundo disco estaría marcado por todas aquellas ciudades, hoteles y paisajes que alimentaron esa inspiración que más tarde terminaría convertida en canciones.

Ya en 2020, la banda se metió de lleno en Moon River Estudio (Santander) junto con su productor Fernando Macaya. Juntos terminaron de redondear una maqueta que ya estaba muy cerrada y a la que solo quedaba añadirle ciertos arreglos. Más tarde apareció la masterización de Mario G. Alberni en Kadifornia Mastering (El Puerto de Santa María, Cádiz) para hacer realidad el segundo disco de Maldito Murphy: “Horizontes”. Este trabajo trae consigo un salto compositivo y sonoro de la banda viguesa, que vemos patente desde los primeros acordes. No obstante, hay algo que nunca cambia: las cuidadas letras como seña de identidad de Maldito Murphy.

El resultado son once temas situados entre pop melódico y rock alternativo más enérgico, dejando atrás su característico sonido country. En él encontramos medios tiempos de estribillo pegadizo (“Todos mis males”) e incluso de velocidad alta (“Mientras duerme la ciudad”). Tampoco faltan a la cita sus reminiscencias folk (“Los latidos del tiempo” o “La chica salvaje”) ni se olvidan de su gusto por el pop clásico (“Nubes negras”), dejándonos incluso una balada intimista que se clava en el corazón (“Nada queda”). Lo cierto es que, con el lanzamiento de este álbum, la banda viguesa da un enorme paso al frente. Su sonido parece haberse consolidado y, lo que es todavía mejor, muestra una versatilidad a la altura de los grandes. Gracias por este regalo en forma de tremendo discazo, Maldito Murphy.

 

REDES SOCIALES

¡No olvides seguir a Maldito Murphy en sus redes sociales!

Web     Instagram     Facebook     Bandcamp     Youtube     Spotify

 

Un comentario

  1. Pingback: Maldito Murphy versiona a Jeanette desde el lado bueno del Atlántico - Toma La Alternativa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.